Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
El encuentro se realizó en San Clemente

Regantes del Maule piden mejorar reformas al Código de Aguas

La temporalidad del derecho de uso es la mayor preocupación de los usuarios.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Noviembre 2017

SAN CLEMENTE.- Con motivo de la reforma al Código de Aguas que promueve el Gobierno, la cual despierta el rechazo de agricultores y regantes de todo el país, representantes de diversos sectores productivos del Maule se reunieron ayer en la medialuna de San Clemente, a propósito de la convocatoria denominada Mejoremos la Reforma, invitación  que en la región fue formulada por  la Junta de Vigilancia del Río Maule.

¿Qué pasa si soy un pequeño regante? ¿Beneficia en algo esta reforma, si nuestro canal presenta  importantes pérdidas de agua? ¿Qué ocurre si no tengo inscrito el derecho de antigüedad?, fueron algunas de las consultas de los cerca de dos mil asistentes al encuentro.

Fernando Peralta, presidente de la Confederación de Canalistas de Chile, fue el encargado de responder estas consultas. Expresó que la preocupación que expresan los agricultores del Maule es un sentimiento general del país.

“Es una reforma al Código de Aguas muy poco clara y confusa, con una aplicación que es bastante incierta, porque se debilita el derecho de propiedad sobre el derecho de aprovechamiento de aguas, que es la base de nuestro desarrollo productivo  y social”  indicó.

Asimismo, acotó que podría haber una aplicación discrecional de la  ley, motivado por “la poca claridad de las normas reformadas y la falta  de capacidad del Estado para hacer una fiscalización  correcta de lo que allí se exige”.

De no contar el Estado con la capacidad necesaria, se pueden aplicar fiscalizaciones selectivas, las cuales son “origen y riesgo de corrupción”.

Al consultarle si existen garantías de respuesta oportuna por parte del Gobierno, a fin de no afectar los calendarios productivos, expresó que “la historia refiere que las respuestas del Estado son tardías”.

El manejo del agua “es un tema que no admite dilaciones”, advirtió.

 

MANIPULACIÓN AL AGRICULTOR

José Manuel Silva,  presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maule, destacó la masividad de la convocatoria, lo que demuestra “la unidad del gremio cuando se siente amenazado”.

Expresó que “leyes como esta no se pueden hacer en cuatro paredes,  sino con los usuarios”, por lo tanto, “la experiencia de los regantes no debe ser desaprovechada”.

Sobre los riesgos que corre la región del Maule,  denunció que la problemática es transversal, ya que diversas cuencas sufren el mismo efecto.

Calificó como  “un peligro que todo el poder de la administración de las aguas quede en la DGA (Dirección General de Aguas)”, ya que funciona “a partir del Gobierno de turno”.

Advirtió que de continuar lo planteado en la reforma, “el agua será usada como un poder para manipular a los pequeños regantes y otras personas”.

En el Maule pueden resultar afectados 53 mil regantes y 200 mil hectareas que son irrigadas por la cuenca del Río Maule. “El daño es tremendo”, enfatizó.

La propuesta del sector ante los problemas de aguas, se concentra en la inversión.

 

GREMIOS UNIDOS

Antonio Walker, presidente de Fruséptima, destacó el talante pacífico del acto.

“No podemos separar el mundo práctico del teórico. Hay mucha teoría en esta reforma, pero se debe partir oyendo a la gente más cercana a los problemas y a los que trabajamos con el agua. La agricultura se hace con agua”, manifestó.

Destacó que el instrumento cuenta con aspectos positivos, pero también otros muy negativos, por lo que se atrevió a concluir que es “una reforma más ideológica que técnica”.

Respecto a la incidencia en el tema frutícola, demarcó que el discurso de potenciación de la agricultura para activación de la exportación no coincide  con esta reforma.  “Para ser potencia agroalimentaria necesitamos reglas claras y no incertidumbre”.

Por su parte, Fernando Mediana, aclaró que  la Asociación Gremial Agrícola Central  “nunca estuvo en contra de la reforma”, sin embargo, “debe darse una discusión técnica  de los artículos del Código”.

Entre los puntos que piden que haya debate refirió la perpetuidad de los derechos actuales, la generación de cinco derechos distintos  de acuerdo a la restricción del recurso, la falta de reforzamiento de las organizaciones de usuarios y  el cambio de función del recurso restringido aún en existencia y sin indemnización.

 

 

Mal entendido

Respecto a este encuentro, el director regional de aguas del Ministerio de Obras Públicas, Enrique Ugarte, dijo estar de acuerdo con la organización de los gremios y traspaso de información oportuna. Sin embargo, refirió “que los agricultores y regantes no tienen por qué estar preocupados”.

Expresó que si bien la modificación al Código considera otorgar el derecho a 30 años, mantiene inalterable el uso  antiguo.

“Los agricultores que usan el agua no tienen riesgo. La norma quiere combatir la especulación y el acaparamiento. Hay personas que piden el derecho de aprovechamiento por un periodo de tiempo y venden el agua cuando hay escasez o alta demanda”, explicó.

En tal sentido, refirió que no hay arbitrariedad, sino “mal entendido” por parte de  quienes se oponen a la reforma.

Apuntó que el criterio de uso o no del recurso,  es objetivo.

Sobre la exigencia del sector de ser consultados, refirió que diversas organizaciones han sido atendidas en múltiples instancias públicas, entre estas la Junta de Vigilancia del  Río Maule.

 

Rosmir Sivira

 

Volver

Comentarios