Viernes, 20 de Julio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Esperan que nuevo gobierno atienda sus solicitudes

Región agrícola del Maule pide soluciones a contingencias del campo

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 25 de Diciembre 2017

TALCA.- Tras victoria de Sebastián Piñera como Presidente electo de Chile, los sectores asentaron sus proyecciones, contemplaron el escenario y plantearon propuestas para dinamizar la economía.
Es el caso de la agricultura en el Maule, principal sector productivo que, a pesar de los aportes que realiza a la alimentación de los chilenos y la exportación de frutas al mundo, registra severos problemas que demandan atención urgente.
Así lo detalló Fernando Medina, presidente de la Agrícola Central de Talca, quien subrayó que es “materia de contingencia” tratar la posible sequía que se puede presentar en los próximos años como resultado del cambio climático, que tendría graves consecuencia sobre la agricultura regional por disponibilidad de agua, en especial, en zonas extremas de la región, como Maule Norte, Curicó y Maule Sur, que al no contar con la afluencia de la laguna del Maule, registran condiciones críticas.
La construcción de embalses se hace “urgente”. Se trata de obras que demandan altísimos recursos.
“Es un tema fundamental que no se ha resuelto. Queda pendiente. Ha habido un esfuerzo importante en el actual Gobierno por el embalsamiento de agua, pero entendemos que no crece al mismo tiempo que el cambio climático. Estamos atrasados (…) Un embalse tarda años en construirse y no tenemos tiempo para seguir esperando”, expresó.
A este tema, se suma la Reforma al Código de Aguas, la cual causó incertidumbre en el gremio.
“Hay que resolver ese problema. El actual Gobierno ya no tiene tiempo para seguir con el trámite de esa reforma, y ahí hay que hacer algunos cambios importantes, que si bien no son muchos, deben hacerse (….) para tener una reforma que sí tome los elementos fundamentales para la agricultura”, sentenció el agricultor, quien manifestó que el proyecto actual “no tiene mucho que ver con la agricultura, salvo la temporalidad del derecho”.
Tal y como está planteada afecta la capacidad de acceso al crédito y la confianza de los agricultores.

AGRICULTURA TRADICIONAL
Medina, explicó que la producción de granos, maíz y trigo, se desarrolla en condiciones precarias de mercado.
“Son rubros importantes en el Maule. Lo que ocurre con los granos es catastrófico. Hicimos todo lo posible para que esa situación se aborde por el actual Gobierno (...) Lo que nos afecta es el tema comercial”.
Producto de la normalización agrícola de granos en Argentina, con la caída de los encajes que sostenían sobre las exportaciones, se espera que en 2018 exista amplía oferta de granos de ese país.
Agregó que el comportamiento de la cesta petrolera, hace que el maíz -producto que ocupa un quinto lugar en superficie de riego para el Maule- también se vea afectado, por la baja demanda para etanol.
En opinión de Medina, se requiere “convencimiento político sobre la importancia de la agricultura”.
El escenario demanda la toma de medidas importantes, como la salvaguardia.
Apuntó que el inicio de esta debacle fue tres años atrás, con el ciclo de los commodities, ya que al bajar el precio del petróleo se presenta una sobreoferta de granos en el mundo.

TASA DE CAMBIO
El manejo de la tasa de cambio es otro elemento que, a juicio del sector agrícola, debe ser abordado con urgencia.
Se vislumbra que haya un ciclo positivo de los commodities y minerales como el cobre, lo que sumado al aumento de la confianza, puede resumirse en caída significativa de la tasa de cambio.
Producto de la valorización del peso chileno, esto impactaría positivamente en los productos que se importan, pero perjudicaría la actividad exportadora.
“Es un tema gravitante (…) Podríamos ver una tasa de cambio cercana a los 500 pesos, que va a dejar fuera de combate a muchos exportadores de fruta. En el fondo, la respuesta de la región a la caída de los granos y rubros tradicionales como el vitivinícola, ha sido cambiarse al ramo frutícola. La región tiene un potencial enorme en producción de fruta y, sin duda, una tasa de cambio por debajo de los 600 pesos nos hace la tarea muy cuesta arriba”, explicó.
Normalmente, el precio de los commodities implica inflación mundial y otros, lo que producirá una caída en la tasa de cambio y aumento en la tasa de interés. Por tanto, el ciclo positivo de inversiones que se ha visto en los últimos tiempos, puede ser perjudicado por una caída en la tasa de cambio y aumento en la tasa de intereses.
Rosmir Sivira

Volver

Comentarios