Lunes, 22 de Abril de 2019
A pesar del significativo crecimiento en el número de emprendimientos

Solo tres de cada diez nuevas empresas se consolidan en el tiempo

Economistas de diversas universidades se refirieron a los retos que implica emprender por cuenta propia y las tareas pendientes para que estas iniciativas puedan alcanzar lo más pronto posible un punto de liquidez.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Enero 2019

TALCA.- Durante 2018 se crearon más de 132 mil nuevas empresas en el país, experimentando un 11,9% más que el año anterior, lo que significó el registro de 362 empresas diarias, según datos oficiales del gobierno.
Ante el exponencial crecimiento de la base empresarial, Alberto Martínez, economista de Inacap Talca, aseveró que esto responde a la confianza otorgada por el Ejecutivo para invertir y atreverse a hacer negocios nuevos.
Según cifras del Ministerio de Economía, la creación de nuevas empresas representa un alza de mayor data a pesar del bajo crecimiento de la economía chilena en el 2017, registrando 118 mil 77 nuevas empresas, un 8% más que lo contabilizado el 2016.
El sistema del emprendimiento nacional tiene cada vez más integrantes que aportan nuevos engranajes al principal motor económico: las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, cerca del 70% de ellas mueren antes de cumplir los cuatro años de vida, por lo que existe un recambio constante de actores y negocios.
La economista de la Universidad Autónoma, Paulina Campos, asegura que alrededor del 50% de las nuevas empresas no sobreviven los 5 años, y de ellas el 98% son microempresas.
Por su parte, Martínez señaló que hace una década atrás, solo una de cada 10 empresas sobrepasa el denominado “Valle de la Muerte”. “Generalmente estas empresas son administradas por el inversor y carecen de las herramientas que se requieren para competir en el mercado”, expuso.
“Los emprendimientos fallan por diferentes motivos, a veces, la propuesta no es suficientemente sólida. También está el caso en que, siendo buenas ideas, el perfil del emprendedor no es el más adecuado. Adicionalmente, los cálculos en el capital de trabajo necesario para el inicio también determina si sobrevive o no la empresa”, explicó Andrés Valenzuela, director de la Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad Católica Maule (UCM).
“Es fundamental contar con una correcta administración en una pyme para estabilizar y evolucionar en un mercado cada vez más agresivo”, asegura Julio Órbenes, gerente de Crecimiento de “Cumplo”. El experto explicó que el dueño de estas empresas enfrenta distintos desafíos que son de vital importancia.
Respecto de las implicancias de este fenómeno en la economía nacional, la quinta encuesta de microemprendimiento estableció -sólo en el año 2017- que estas empresas crearon 3 millones 292 mil 696 puestos de trabajo, de los cuales, un 60,5% de ellos son dueños de microempresas (empleadores y trabajadores por cuenta propia), según Campos.
“Es posible concluir que la creación de nuevas empresas naturalmente genera empleo, sin embargo, es importante considerar que la mayor parte de estos emprendimientos son por necesidad; sus principales actividades económicas son comercio (28,8%) y servicios (24,1%), mientras el sector con menor formalización es el de agricultura y pesca (22 ,6%), y más de un 80% perciben utilidades mensuales menores a $800 mil”, aseveró.
Agregó que es vital desarrollar iniciativas que atraigan capitales y amplíen las redes de apoyo a la comercialización, lo cul permita a pequeños empresarios disminuir sus costos, mejorar sus propuestas de valor y ampliar sus mercados. “La internacionalización es un requerimiento estratégico para disminuir la tasa de fracaso de estos pequeños empresarios”, dijo.
En la actualidad, empresas del sector turístico, vitivinícola y agrícola, quedan en el “limbo”, dado a que son muy grandes para el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) y muy pequeños para la Corporación de Fomento (Corfo), entidad que debe disminuir las exigencias para la postulación de proyectos.
Michel Hechavarria

Volver