Sábado, 16 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Expertos destacan que sectores minero y agrícola tienen estructuras productivas distintas

Sueldo imponible de $569.852 mantiene al Maule como la región de menores ingresos

La brecha con Antofagasta, de mayores salarios, se redujo a 37,2%. Crecieron pagos en actividades agrícola y comercial 32,6% y 19,4%, respectivamente

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 15 de Noviembre 2017

TALCA.- Maule sigue siendo la región con la remuneración más baja de Chile. Sin embargo, la brecha con Antofagasta, cuyos ingresos promedios ascienden a $907.835, se redujo a 37,2%, índice menor al 40% registrado como valor intermedio en los últimos diez años.

Según la Superintendencia  de Pensiones, a marzo de 2017 el salario imponible promedio en el Maule ascendió a $569.852, es decir, $295.196 más que en 2007. Pero la diferencia con el valor promedio nacional imponible de cotizantes a AFP, de $722.134, es sustancial.

Al respecto Luz Rodríguez, académica de la Universidad Católica del Maule (UCM), resaltó que  comparar Antofagasta y  el Maule  “no tiene mucho sentido, sin tomar en cuenta otros aspectos” propios de sus dinámicas. Si bien la brecha se relaciona con la caída de la actividad productiva del sector minero en dicha región, en el Maule la labor agrícola es estacional, por tanto tiene otras formas de contratación y trabajo. 

Reconoció que el sector agrícola se ha vuelto más dinámico y ha logrado exportar productos frutícolas, generando mejores salarios. Sin embargo, se trata de una actividad que crea desempleo en periodo de invierno lo que representa un costo para el trabajador. 

En este punto coincide el economista, Guillermo Riquelme, investigador del Centro de Estudios y Gestión Social de la Universidad Autónoma de Chile, quien refirió que  estas estructuras productivas son “diametralmente distintas”.

Detalló que en Antofagasta se encuentra el 51% de la actividad minera del país, lo que representa 61% del PIB de esa región. En cambio, en el Maule, la actividad minera es irrelevante en producción y empleo, representando solo un 0,5% de su PIB.

Se deriva entonces que al terminar “el súper ciclo del precio de cobre”, mermen los salarios.

Andrés Valenzuela, director de la Escuela de Ingeniería Comercial de la UCM, agregó que se calcula que cinco mil maulinos se hayan desplazado años atrás a Antofagasta por razones laborales.  No obstante, estas personas retornaron y se insertaron en puestos de trabajo del sector agrícola, actividad que no es regular, lo cual genera variaciones.

 

DESTACADOS

En los últimos cinco años, sueldos de la agricultura maulina crecieron 32,6%, mientras que en el sector comercio ascendieron 19,4%.  Ambas  actividades representan 50% de la producción regional.

Al respecto, Fernando Medina, presidente de Asociación Gremial Agrícola Central, apuntó que este crecimiento los “llena de orgullo”, puesto que se suele pensar que el gremio “paga mal”.

En tal sentido, comentó que los salarios en el sector han crecido por la ausencia de mano de obra,  que “cada vez está más cara por escasa”. Entonces, existe competencia de salarios entre  agricultores, a fin de captar al trabajador disponible.

Expresó que también se ha calificado la mano de obra a través de capacitaciones, por lo cual aumenta el interés de la empresa por retener a su trabajador, lo que igualmente eleva costos.

Fernando Jiménez, presidente de la Cámara de Comercio de Talca, expresó que si bien el porcentaje de crecimiento  es relativamente alto se debe al piso del cual partió, que, indicó, era bajo.

El comercio talquino solía ser regional. Sin embargo, el crecimiento de las ventas al detalle y del turismo de compra de los argentinos, influyó considerablemente  en su crecimiento. Al aumentar el volumen de las ventas incrementaron los sueldos. 

 

VALOR HUMANO

Para Riquelme, desde el punto de vista de la redistribución del ingreso nacional con equidad regional, parece ser positivo que las brechas de ingresos se reduzcan, evitando así la movilización de mano de obra a regiones con mayor ingreso.

Opinó que para mejorar los salarios en el Maule, se debe incorporar mayor inversión y tecnología a los procesos productivos, en especial, del sector silvoagropecuario.

 

En el camino correcto

 

Elia Piedras, secretaria regional del Trabajo, se declaró conforme  con las cifras salariales, ya que si bien el Maule sigue siendo la región con los  salarios más bajos de Chile, el aumento de ingresos en sectores importantes de la economía local “demuestra que se está en el camino correcto”.

Opinó que el alza de los sueldos es “una victoria propia de los trabajadores, aunque el Gobierno no ha sido un espectador”, ya que  “el incremento de salario mínimo y la Ley de Relaciones Laborales, que fortalece el diálogo al interior de las empresas, han colocado nuevos pisos”.

Subrayó que  “la preocupación seguirá siendo incorporar a más trabajadores al mundo del trabajo formal y el empleo de calidad”.

 

Rosmir Sivira

 

Volver

Comentarios