Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil
Documento para modificar el régimen de AFP elaborado por el Centro de Estudios Plural

Think Tank de Andrés Velasco propone agregar competencia al actual sistema de pensiones

La idea con esto es “forzar” al cobro de menores comisiones. La propuesta incluye traspaso gradual de afiliados de las FFAA a cotización general y modificar la edad de jubilación, entre otras

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 19 de Febrero 2017

TALCA.- Uno de los temas que se tomó la agenda de 2016 y que de seguro seguirá siendo parte de la discusión en el presente año es el sistema de pensiones y su eventual modificación, ante la creciente demanda de mejorar las jubilaciones de los chilenos.

Es en ese marco que han comenzado a surgir propuestas en la línea de equilibrar lo que actualmente existe y lo que espera la ciudadanía. Cabe recordar que la principal consigna de las protestas del año pasado fue “No + AFP”.

Uno de los planteamientos ha venido por cuenta del Centro de Estudios Plural, ligado a Ciudadanos, el partido del ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco. Estas medidas, según expresa el documento elaborado, buscan aumentar el valor final de las pensiones. Asimismo, señala que es importante considerar que es el conjunto de estas propuestas, y no cada una de ellas por sí sola, las que permitirán generar un impacto real (ver recuadro).

Mucho se habló de implementar un sistema de reparto en el país. Sin embargo, Andrés Velasco señaló que “el mundo hoy está arrancando de los sistemas de reparto, porque hay cada día menos trabajadores activos por cada jubilado. En Chile claro que podemos tener uno, siempre y cuando estemos disponibles a tener bajísimas pensiones (menores a las actuales) o a cotizar 30% del sueldo, como se hacía en el Chile de los 60. Si no queremos eso, entonces no nos conviene un sistema de reparto”.

La clave, según Velasco es, en primer lugar, tener un sistema único de pensiones, “acabando con la discriminación y privilegios que vimos en Gendarmería”. En segundo término, “meterle más competencia al sistema de AFPs, forzándolos así a cobrar menores comisiones y usando esa plata para mejorar las pensiones”. Finalmente, “ahorrar más para la vejez, garantizando trabajos mejor pagados y con contrato y cotizaciones”.

 

PROPUESTAS

En términos generales, las propuestas van por tres caminos. Por una parte, “buscan poner fin a injusticias y discriminaciones y asegurar que todos los chilenos coticemos y estemos cubiertos por el mismo sistema previsional”.

En esa línea proponen traspasar gradualmente a los afiliados del régimen previsional especial de las Fuerzas Armadas al régimen de cotización general.

Por otra parte, generar mayores niveles de cotización (tanto en densidad como en años de cotización) y, en consecuencia, mejores tasas de reemplazo. “Esto implica necesariamente modificar la edad de jubilación como respuesta al incremento en la esperanza de vida”, señala la propuesta.

Finalmente, estas propuestas “buscan corregir y mejorar una serie de aspectos del propio sistema de capitalización individual. De ese modo, debemos abrir alternativas que aumenten las rentabilidades de los fondos previsionales de los afiliados, y también generar mecanismos para compartir de modo más justo los riesgos entre los administradores de fondos de pensiones y los afiliados, que hoy deben cargar con el grueso de la incertidumbre y sus consecuencias”.

Ahondando más en el problema de las pensiones, desde Plural señalan que es importante enfatizar “las bajas densidades de cotización son el reflejo de problemas en el mercado laboral, especialmente para las mujeres y jóvenes, quienes tienen menos acceso a empleos formales y estables, y en consecuencia les resulta difícil cotizar regularmente en el sistema previsional. Por lo tanto, mejorar las pensiones en Chile no es solo un desafío del sistema de pensiones y su reforma, sino que también requerirá de esfuerzos importantes para generar un mercado laboral más moderno e inclusivo. Esta es una conclusión absolutamente clave, que no debemos olvidar.

 

Las medidas

Transferir a los afiliados del régimen de las Fuerzas Armadas al régimen general de pensiones

Una transición gradual, en donde comiencen a ingresar automáticamente al régimen general los  cotizantes más jóvenes de las FFAA, manteniéndose así en el sistema actual a los ya jubilados y a  todos quienes estén cercanos a jubilar.

Comisión reducida cuando el fondo del afiliado no renta

Que la AFP cobre solo 50% de las comisiones si el valor del fondo del afiliado cae en un mes respectivo, pudiendo cobrar el 100% solo cuando logre nuevos máximos históricos.

Crear un Fondo Solidario dentro del Pilar Solidario

La presencia de un Fondo Solidario al interior del pilar respectivo permitiría que se compartan mejor los riesgos -de enfermedad, incapacidad de trabajar, bajos ingresos, y otros- entre afiliados de la misma generación.

Dividir a las actuales Administradoras de Fondos de Pensiones en dos tipos de funciones

En la función de recaudación, un ente estatal o vía un ente del sector privado previa licitación del proceso. En la función de administración de fondos podrían ingresar nuevos actores.

Seguir bajando las comisiones al ampliar la licitación de carteras

Que el proceso de licitación de carteras sea aplicado al universo total de afiliados, para que de ese  modo los más de 10 millones de personas que pertenecen al sistema puedan acceder a cobros más bajos.

Crear seguro contra las fluctuaciones de los valores de los fondos

Contratación de un seguro que se gatille cuando quienes entran en edad de jubilación -y hayan  mantenido sus saldos en las cuentas D y E- obtengan una rentabilidad acumulada en los últimos tres años menor a un cierto mínimo.

Permitir el rescate excepcional de fondos para enfermedades catastróficas

Que se permita que los afiliados puedan retirar un monto de manera excepcional, que no exceda un 5% del total del monto que el afiliado tenga en su cuenta de capitalización individual.

Vincular la edad de jubilación a la expectativa de vida

Que en un plazo prudencial se iguale la edad de jubilación en 65 años para hombres y mujeres. De ahí en adelante, la edad de jubilación deberá ajustarse en línea con el incremento en la expectativa de vida.

Aumentar la tasa de cotización

Aumento gradual desde el  10% a un 13% en un período de seis años, estudiándose como asignar esta cotización adicional entre los diversos actores del sistema, para allegar fondos adicionales a las pensiones, sin causar efectos imprevistos en los salarios o en el empleo.

Incrementar la frecuencia de cotizaciones

No seguir postergando la obligatoriedad de cotización de los trabajadores independientes. Para los dependientes, aumentar los mecanismos de fiscalización para evitar la evasión previsional (el no pago de cotizaciones).

Potenciar inversiones alternativas de los fondos

Ampliar la inversión en activos alternativos de mayor rentabilidad a largo plazo como los proyectos de infraestructura, modernizando al mismo tiempo la normativa actual.

Dar mayor transparencia de los portafolios de inversión a los cotizantes

Se recomendaría, como en cualquier inversión, que se entregara al cotizante un desglose agregado pero con cierto detalle de las inversiones a nivel geográfico, por moneda y tipo de activo mensualmente, y disponible para consulta fácil y accesible en las páginas web de cada AFP.

Volver

Comentarios