Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil
Mujer y empleo

Una radiografía de género al mercado laboral regional

Director regional del INE indicó que el informe entrega antecedentes desagregados en cuanto a fuerza de trabajo, ocupados por categoría ocupacional y rama de actividad, desocupados según nivel educacional, además de inactivos y las principales causas por las cuales no trabajan

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Septiembre 2016

TALCA.- “El tema familiar es uno de los problemas que se mantiene en el tiempo como una fuente de discriminación o de dificultad de las mujeres para insertarse en el mundo laboral”, afirmó la doctora en sociología, Verónica Gómez. Así lo indicó, al analizar los resultados del estudio sobre la situación del empleo con enfoque de género en el Maule, que fue elaborado por profesionales del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de esta región, y que abarcó el período comprendido entre 2010 y 2015.

De acuerdo al informe, la principales causas de inactividad en las mujeres son “razones familiares permanentes” (35,9%) que superan por lejos a los hombres en este ámbito, ya que este motivo ni siquiera figura entre las tres razones más nombradas por los varones, las que son lideradas por los estudios (37,3%).

La académica de Facultad de Ciencias Sociales y de la carrera de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Chile, sede Talca, añadió que “se ha avanzado bastante, pero todavía hay brechas importantes entre hombres y mujeres, que dicen relación con temas de género que son de larga data”.

Agregó que las razones familiares “les impiden seguir estudiando o entrar a trabajar en las mismas condiciones que los hombres.  Eso está en el corazón de la desigualdad de género en el mundo laboral”.

Beatriz Villena, directora regional del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), valoró la realización de este estudio, indicando que “ratifica nuestro discurso, en cuanto a que en esta sociedad, las mujeres estamos en desventaja y marcadas por una serie de estereotipos que se traducen en nuestra incorporación al trabajo”.

Sobre las razones familiares, comentó que “somos las mujeres las que nos quedamos a cargo de nuestros hijos, hijas, padres o de algún enfermo que haya en la casa”, y llamó a “entender el tema de género desde una perspectiva más global, y construir una sociedad más inclusiva, en que las mujeres participemos en igualdad de condiciones  con los hombres”.

Asimismo, Villena señaló que los resultados del estudio permitirán orientar las tesis de trabajo a nivel académico y las políticas públicas de esta región

 

IRONÍA

Verónica Gómez también indicó que el estudio entrega un llamado de atención, en orden a que “las mujeres con contrato indefinido en el Maule serían menos que los hombres, proporcionalmente”, mientras que a nivel nacional es todo lo contrario.

La docente del Centro de Estudios y Gestión Social (Ceges) de la U. Autónoma agregó que “ahí tenemos un problema porque sabemos que el empleo por cuenta propia en las mujeres ha subido más que el de los varones. Lo que no se sabe es si eso obedece a razones familiares, a que no pueden insertarse adecuadamente en el mercado de trabajo formal o si tienen un espíritu emprendedor”.

Sin embargo, recordó que los emprendimientos son mucho más precarios en términos de seguridad social y ganan menos, “El promedio de años de educación formal (básica, media y superior) es más alto en mujeres que en hombres, pero eso no necesariamente se traduce en que tengan un mejor trabajo. Esa es la ironía”, resaltó la académica.

 

RESULTADOS

Ricardo Baeza, director regional del INE, mencionó que “este trabajo, que ha sido validado por el nivel central, se encuentra en la página web www.ine.cl y contiene bastante información desagregada que permite detectar las brechas existentes”.

Al respecto, Pedro Rojas, jefe de la Unidad de Estudios del INE Maule, comentó que “la tasa de participación el 2015 fue de 72,2% para los hombres y 45,0% para las mujeres”, existiendo el año pasado una brecha promedio de 27,7%, en desmedro de las féminas.

En cuanto a categoría ocupacional, Rojas señaló que entre los asalariados el 72,2% son hombres y 45,0% mujeres; y en empleo por cuenta propia la relación es similar (19,8% y 20,9% mujeres), pero muy distinta entre quienes realizan servicio doméstico el 90,3% son mujeres. “Además, son los hombres los dueños de los negocios y el personal no remunerado son las mujeres que apoyan”, indicó.

Sobre la tasa de desocupación que a nivel regional alcanzó un 5,7% a nivel regional el 2015, dijo que esa media fue de un 4,9% para los varones pero de 6,5% para las féminas.

Volver

Comentarios