Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Grave hecho ocurrió en enero pasado en Talca

20 años arriesga detenido por crimen con 14 balazos

En la preparación de juicio oral, la defensa expuso las pruebas con las cuales espera acreditar que la víctima había disparados en dos ocasiones anteriores contra el acusado

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 22 de Septiembre 2016

TALCA.- “¡Por qué lo mataste si era tu amigo!”, fueron los gritos con los cuales familiares del joven, Pedro Gutiérrez, de 24 años, increparon ayer a Cristian Patricio Sepúlveda Vilches, de 32 años, detenido y acusado por homicidio calificado contra la víctima, hecho ocurrido el 4 de enero del presente año a plena luz del día.

Fue justamente en la calle 30 Oriente, en la Población Santa Marta, donde Sepúlveda percutó un total de 14 proyectiles balísticos contra Gutiérrez, luego de interceptarlo con su automóvil. El imputado fue posteriormente detenido por la PDI, dando paso a una investigación de la fiscalía de Talca que terminó en fecha reciente.

Así ayer se realizó la audiencia de preparación de juicio oral en la sala número tres del Juzgado de Garantía de Talca. Allí el juez, Américo Castro, leyó la acusación por homicidio calificado que presentó el fiscal, Ángel Ávila, con adhesión del abogado querellante, Iván Gómez, donde se exige una condena de 20 años de cárcel.

 

MIEDO INSUPERABLE

La sanción penal que planteó la fiscalía -según explicó el juez a los asistentes a la audiencia- se fundamenta en las circunstancias calificantes de alevosía y premeditación. En la audiencia se revisaron las pruebas que llevarán a juicio oral el Ministerio Público, la parte querellante y la defensa particular de Sepúlveda Vilches.

Al respecto, el abogado, Mauricio González, adelantó que exigirá recalificar el delito a homicidio simple. Para ello, sostuvo que cuenta con antecedentes probatorios que acreditarán que la víctima había disparado en dos ocasiones anteriores al imputado, motivando la apertura de causas por homicidio frustrado y lesiones.

“Nosotros decimos que las calificantes no concurren y que, por el contrario, existen al menos, tres circunstantes atenuantes. Además sostenemos que existe una legítima defensa incompleta o miedo insuperable, porque el imputado sufrió dos atentados con arma de fuego por parte de la víctima que están comprobados”, afirmó.

 

“No hay justificación”

 

El abogado querellante, Iván Gómez, sostuvo que se adhirió a la acusación de la fiscalía y que también exigirán que el imputado sea condenado a la pena de 20 años de cárcel. También descartó que existan atenuantes o circunstancias que puedan acreditar una eventual legítima defensa que pudiera favorecer al detenido.

“De la premeditación y alevosía dan cuenta la forma en que fue ultimado Pedro Gutiérrez. Estimamos que no concurre ninguna justificación para esta conducta criminal. Así esperamos un juicio donde la fiscalía y nosotros como querellantes logremos una sanción adecuada a la gravedad de un homicidio calificado”, sostuvo.

Volver

Comentarios