Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Ocurrió en un viaje entre Linares y Santiago

8 años de cárcel para imputado por asalto y abuso en un bus

Jonathan Alejandro Melo Cumian se encuentra desde septiembre del 2017 en prisión preventiva, tiempo que se descontará de la condena

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 01 de Agosto 2018

TALCA.- Un total de ocho años de cárcel suman las dos condenas que recibió ayer el imputado, Jonathan Alejandro Melo Cumian, luego que fuera declarado culpable por la primera sala del Tribunal de Juicio Oral de Talca como autor de los graves delitos de robo con intimidación y abuso sexual.
Según establecieron los jueces, a partir de los antecedentes probatorios expuestos por el fiscal, Pedro Salgado, los hechos ocurrieron en la madrugada del 4 de septiembre de 2017. Esa jornada, el imputado viajaba en bus de la empresa Los Libertadores que realizaba el trayecto entre las ciudades de Santiago y Linares.
En la misma máquina venía de pasajera una joven de 17 años, que ocupaba uno de los asientos delanteros del segundo piso. A la altura del peaje de Río Claro, según el relato de la víctima, el imputado se sentó a su lado de manera sorpresiva y le dijo textualmente: “pásame el celular o te voy a apuñalar”.

 

“QUÉDATE CALLADA”
La joven relató que no contento con ello, el sujeto comenzó a someterla a aberrantes actos de connotación sexual, siempre en una actitud intimidatoria. “Mira para adelante y no hagas nada. Quédate callada”, fueron las palabras del acusado. Así el bus llegó hasta el terminal de Talca.
Al momento en que retomaba la marcha, la niña logra alertar al auxiliar del bus, dando paso a que le sospechoso intentara bajarse de la máquina. Pero fue retenido por la fuerza, hasta que llegó al lugar personal de Carabineros, logrando su detención.
En el juicio, realizado la semana pasada, el imputado optó por negarse a declarar. En contraparte, la víctima relató detalladamente los hechos, además de otros testigos que fueron convocados por la fiscalía. El posterior verdicto fue condenatorio por tres delitos, ya que cuando fue detenido y era objeto de la constatación de lesiones en el hospital de Talca, el mismo imputado rompió un vidrio del servicio de urgencia.

 

SANCIONES
El fiscal Salgado había exigido condenas de 10 años y un día por el primer delito de robo con intimidación; más cinco años y un día por el segundo delito de abuso sexual de persona mayor de 14 años; y otros 300 días por los daños.
Pero luego de escuchar al abogado, Rodrigo Chávez, de la Defensoría Penal Pública, los jueces aplicaron las condenas en su grado mínimo, pero de manera efectiva. Esto es, cinco años y un día por el primer delito; tres años y un día por el segundo; y una multa de 11 UTM por los daños. En todo caso, se reconoció el abono de casi un año en prisión preventiva.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios