Domingo, 19 de Agosto de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Fiscalía de Talca lo acusó por tres delitos

A la cárcel joven por secuestro de una ex novia de 19 años

Madre del detenido alegó total inocencia de su hijo. Tribunal programó una nueva audiencia para el 9 de noviembre, donde se buscará precisar los hechos de la investigación

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Septiembre 2017

TALCA.- Secuestro, lesiones y amenazas en violencia intrafamiliar, además de tenencia ilegal de munición balística, fueron los tres delitos que la fiscalía sindicó ayer en contra del imputado, Guillermo Antonio Illanes Sánchez, de 28 años, tras ser detenido por detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca.

La víctima fue la ex novia del imputado, de 19 años, quien a la fecha se encuentra bajo medidas de seguridad adoptadas por la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional. Ello, por cuanto -según la fiscalía- existiría además un severo riesgo, atendida la peligrosidad del detenido, tal como lo decretó el tribunal.

Fue el juez, Roberto García Gil, del Juzgado de Garantía de Talca, quien ayer decretó la prisión preventiva del imputado, a petición del fiscal, Paulo Rodríguez, en razón del número de delitos, las penas asignadas en la ley a todos ellos y, también, porque el acusado registra recientes condenas por hechos de connotación social.

 

“MOTIVADO

POR CELOS”

Fue justamente a primera hora de ayer que la BH logró la detención de Guillermo Illanes, dando cumplimiento a una orden judicial, emitida a petición de la fiscalía. El comisario de la PDI, Jonathan Jaque, de dicha brigada policial, explicó que los hechos se remontan al miércoles pasado, en el sector nororiente de Talca.

“Allí la víctima fue interceptada por el imputado, quien la obligó a subirse a su vehículo, siempre bajo amenazas, para luego trasladarla hasta distintos lugares y, finalmente, la llevó a su domicilio, en el barrio norte. Allí fue retenida contra su voluntad, siendo objeto de agresiones y amenazas con un aparente arma de fuego”, afirmó.

El comisario Jaque precisó que “al día siguiente, en horas de la mañana, la víctima logró evadirse, para luego solicitar ayuda. Con los antecedentes que logramos recabar se logró identificar al imputado, quien era una antigua pareja de la víctima que actuó motivado por celos, procediendo a retenerla y causarle lesiones”.

 

HABLA EL FISCAL

El fiscal Rodríguez explicó que la supuesta arma que utilizó el imputado -y que fue descubierta en el registro de su domicilio- era de fantasía, pero precisó que en el lugar la PDI incautó una munición balística calibre 22. Añadió que “esto se encuadra bajo la Ley de Control de Armas, porque es totalmente apta para ser disparada”.

“El delito de secuestro solo exige que la privación de libertad sea contra la voluntad de la persona y por un espacio determinado. Acá se ve reforzado por una serie de circunstancias, como amenazas, agresiones, advertencias en redes sociales y llamadas telefónicas intimidantes. Estimamos que se configuran los requisitos legales”, añadió.

El fiscal precisó que el tribunal programó una nueva audiencia para el 9 de noviembre próximo, donde se precisarán hechos de la formalización. “Existen varios delitos y pueden surgir nuevas evidencias, variando los hechos a una mayor gravedad”, indicó. El plazo de cierre de la investigación se fijó en dos meses.

 

“ELLA SE ESTÁ

VENGANDO”

Por su parte, la madre del imputado, Flor Sánchez, sostuvo que “la denunciante tuvo una relación con Guillermo en contra de su madre, porque ella se enamoró de mi hijo. Pero aquí nunca hubo secuestro, porque ambos eran felices e incluso estuvieron viviendo juntos en mi casa, antes que se fueran a arrendar solos”.

“Yo no sé lo que ocurrió en estos últimos días. Pero ella amenazó que si mi hijo la había traicionado, lo iba a pagar caro. Y ahora ocurrió, porque él está detenido y ella se está vengando. Yo como mamá pido que esto se investigue bien. Lo del arma es mentira, porque era una pistola de juguete. Esto me afecta mucho”, agregó.

La abogada, Yelika Ibarra, de la Defensoría Penal Pública, se opuso a la solicitud de prisión preventiva que realizó la fiscalía. Para ello, puso en duda que ocurriera el delito, señalando que la denunciante estuvo en condiciones de abandonar la casa del imputado. A la fecha, tiene cinco días para apelar a la medida cautelar.

 

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios