Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Por orden del Juzgado de Garantía de Chanco

A la cárcel mujer que prendió fuego a pastizales y bosques

Se trata de María Isabel Muena Amaya, de 52 años, dueña de casa, quien no registra prontuario y cuya defensa negó que hubiera provocado

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 01 de Febrero 2017

TALCA.- La declaración de una testigo que vio a María Isabel Muena Amaya, de 52 años, cuando supuestamente prendía fuego justo frente a su domicilio, cuyas llamas se transformaron en un incendio forestal que destruyó media hectárea de pastizales y bosques nativos, fue suficiente para acreditar el delito intencional.

Así lo determinó ayer el Juzgado de Garantía de Chanco, a petición del fiscal jefe de Cauquenes, Juan Pablo Pereira, luego de la ampliación de la detención de María Muena que se prolongó desde el domingo pasado, a la espera de diligencias policiales pendientes. La formalización se realizó ayer en una nueva audiencia pública.

Allí el fiscal Pereira entregó los resultados de las pesquisas, destacando que a la declaración de la testigo, se suma una segunda persona que increpó a la imputada luego que se generó el incendio. Ello sumado a las circunstancias de ocurrencia del delito, esto es, el sábado 28 de enero pasado, en plena ola de calor y a las 15.30 horas.

 

ZONA AISLADA

Pero no es lo único, ya que el fiscal destacó que el lugar de ocurrencia del siniestro -en el sector rural de Junquillar, en la comuna de Pelluhue- corresponde a una zona rodeada de bosques y plantaciones, que no cuenta con comunicación telefónica y de muy difícil acceso para bomberos o instituciones de emergencia.

De hecho, Pereira destacó que fueron los propios vecinos quienes lograron apagar el fuego, sin poder evitar que se destruyera cerca de media hectárea de terreno. A todo ello agregó que el delito de incendio intencional está sancionado con pena aflictiva y, además, agravado por la condición de zona de catástrofe de la región.

La defensora, Mónica Sepúlveda, sostuvo exactamente lo contrario, esto es, que la imputada no causó el incendio y que, incluso, supuestamente colaboró para extinguir el fuego. El tribunal decretó la prisión preventiva por peligro para la seguridad de la sociedad, fijando en tres meses el plazo de cierre de la investigación.

Volver

Comentarios