Lunes, 10 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Víctima tiene apenas tres años y está hospitalizado

A la cárcel padrastro que causó brutal maltrato al hijo de su conviviente

Fiscalía sindicó a Michael Huerta Garrido -de 32 años, comerciante ambulante- como autor de cuatro delitos de lesiones, sin descartar que la madre del niño también sea imputada

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 20 de Diciembre 2016

TALCA.- Un descarnado relato de cuatro episodios de violencia intrafamiliar que tuvieron como víctima a un niño de apenas tres años realizó ayer la fiscalía, para describir los horrores que vivió el niño en manos de su padrastro, Michael Andrés Huerta Garrido, de 32 años y de oficio comerciante ambulante.

Los antecedentes fueron revelados por el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, ante el juez Ricardo Riquelme, del Juzgado de Garantía de Talca, en audiencia de formalización de la investigación en contra del imputado, sindicado como responsable de tres delitos de lesiones, de carácter graves y menos graves, todos consumados.

La descripción fue tan impactante que llevó al juez Riquelme no solo a acoger la petición del fiscal y decretar la prisión preventiva de Michael Huerta, por peligro para la seguridad de la sociedad, sino también a señalar en su resolución que el niño sufrió toda esa violencia por la negligencia y el descuido de su propia madre.

 

BRUTALES EPISODIOS

Citando informes de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca, el fiscal detalló los cuatro episodios de maltrato infantil. El primero fue el 10 de agosto, cuando el imputado bañaba al niño y no habría hecho nada para impedir que se cayera, sufriendo la pérdida de cuatro piezas dentales de la zona frontal superior de la boca.

El segundo fue en octubre del presente año, cuando el detenido mordió al niño en uno de sus hombros, dejando sus dientes marcados. El tercero ocurrió el 17 de noviembre, cuando el niño cayó desde las escaleras de la casa que compartía con su madre y con el imputado, sufriendo la fractura de la tibia de su pierna derecha.

Y el cuarto incidente fue el 19 de noviembre, cuando el detenido obligó al niño a quitarse la bota ortopédica por la fractura y, luego, lo sometió a un supuesto masaje, hecho que terminó con el menor sufriendo una segunda fractura en la misma pierna. Fue allí cuando recién terceras personas llevaron al niño al hospital de Talca.

 

SIN DECLARACIONES

Desde el centro asistencial se hizo la denuncia a la fiscalía y allí comenzó la investigación. El fiscal sostuvo que la madre del menor declaró haber tenido conocimiento de todos los episodios, pero que no hizo nada porque el detenido le decía que si lo denunciaba le iban a quitar al niño y a su otra hija, de seis años de edad.

También explicó que ante los detectives de la PDI, el niño explicó que la pérdida de sus dientes fue porque el imputado lo golpeó en la boca; la hermana dijo que el imputado arrojó al menor por la escalera; otro testigo escuchó al niño gritar cuando era objeto de los masajes; y la propia madre dijo haber visto las mordidas.

Así, el fiscal, junto con presentar estos antecedentes, adelantó que también se investigará a la madre del niño, de nombre Florisa Guajardo, quien en la audiencia de ayer evitó sentarse a su lado y optó por quedarse en una banca a pocos metros del detenido. Luego abandonó el tribunal sin explicar su extraño comportamiento.

 

Hernán Espinoza

  Medidas

de protección

 

La directora regional del Servicio Nacional de Menores (Sename), Ana Cecilia Retamal, anunció que tanto el niño víctima como su hermana se encuentran actualmente bajo medidas de protección dictaminadas por el Juzgado de Familia de Talca. Añadió que el tribunal dispuso que sean derivados a un hogar mientras se evalúa la situación de su madre y su familia para hacerse cargo de ambos menores.

Volver

Comentarios