Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
Al final fueron 35 los imputados detenidos por la PDI

A la justicia dos bandas de narcos que se peleaban a balazos por controlar el barrio norte de Talca

Entre el grupo se cuentan los antisociales que la semana pasada le dispararon a personal de la SIP de la Cuarta Comisaría, en pleno barrio norte de la capital regional

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 28 de Mayo 2017

TALCA.- Gran expectación se vivió ayer cuando la PDI de Talca realizó el operativo de traslado de dos peligrosas bandas criminales, cuyos 35 integrantes –más una mujer que se encuentra internada en hospital de San Javier- fueron presentados a primera hora ante el Juzgado de Garantía, con extremas medidas de seguridad.

Según antecedentes policiales, ambos grupos literalmente se peleaban a balazos el control del barrio norte de esta ciudad, para desplegar desde allí la venta de narcóticos a distintos puntos de Talca. Ello explica el alto poder de fuego que tenían las dos bandas, así como también los importantes cargamentos de peligrosas drogas.

Un dato no menor es que, entre los detenidos, se cuenta a los dos antisociales que recientemente atentaron contra la vida de agentes de la SIP de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca, cuando fiscalizaron un vehículo sospechoso en la Población Padre Hurtado. Uno de los carabineros resultó lesionado con un perdigón de escopeta en la frente.

 

ARMAS Y DROGAS

Así se explica que el extenso listado de incautación de armas de fuego y ocho mil municiones: 18 rifles de aire comprimido adaptados para disparar; 12 escopetas de alto calibre; 30 cajas de cartuchos para escopetas de distintos calibres; 33 cajas de proyectiles balísticos; además de siete pistolas y un revólver.

A ello se suman una ballesta de largo alcance y un rifle de aire comprimido, además de un chaleco antibalas de color negro. La lista se cierra con tres kilos de pasta base de cocaína y cannabis sativa, ambas dosificadas en bolsas para su venta a adictos; además de cinco millones de pesos en dinero en efectivo.

En total, desde el lunes de la semana pasada, la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado de Talca efectuó el allanamiento de un total de 20 inmuebles, en su gran mayoría, ubicados en las poblaciones Padre Hurtado y Las Américas, en el barrio norte; además de casas en las comunas de Santiago, Curicó y Molina.

 

“CADENA DE MANDO”

Entre los allanamientos se cuenta una armería ubicada cerca del terminal de buses de Talca, donde los imputados compraban armas y municiones. Así lo destacó el jefe antinarcóticos de la PDI de Talca, comisario René Isla, al señalar que el baleo a los carabineros fue indagado en coordinación con la Brigada de Homicidios (BH).

“Desde hace siete meses que eran investigadas dos bandas criminales en el sector norte de Talca, Un grupo era liderado por un hombre y el otro por una mujer. Los restantes detenidos tenían roles específicos al interior de cada agrupación, con cadena de mando. Unos vendían la droga y otros ocultaban las armas”, afirmó.

René Isla confirmó que también se identificó la armería donde los imputados compraban las pistolas, escopetas y municiones, todo coordinado con la autoridad fiscalizadora de Carabineros. “Todo esto da a entender el poder de fuego de estos grupos, con los cuales intimidaban a sus opositores y a los pobladores”, indicó.

 

“CONTROL DEL

TERRITORIO”

Por su parte, el fiscal, Francisco Soto, con especialidad para investigar delitos de narcotráfico, ratificó que las pesquisas comenzaron en octubre del año pasado, utilizando diversas técnicas policiales. Entre los delitos se cuentan tráfico de drogas, asociación ilícita para el tráfico, homicidio frustrado y porte ilegal de armas.

“Se indagaron numerosos enfrentamientos entre estas bandas rivales. Se pidió una prórroga judicial del plazo de detención por cinco días, hasta agotar la investigación. Los grupos tenían rencillas por el tráfico de drogas y por el control de territorios, en ese contexto, se produjeron hechos de gran conmoción”, afirmó.

Por su parte, la gobernadora (s) de Talca, Elia Piedras, quien acompañó a la PDI durante la exhibición a la prensa de las especies incautadas, destacó que “estamos dando una clara y contundente señal que nuestras policías funcionan para mantener las calles seguras. Estamos hablando de dos organizaciones rivales muy peligrosas”.

 

  Formalización

 

 Hasta las seis de la tarde se prolongó ayer la audiencia de control de detención y posterior formalización contra los 35 imputados. La gran mayoría fue objeto de cargos criminales por asociación ilícita, tráfico de drogas y tenencia ilegal de armas. Entre ellos, destacan los nombres de Gabriel Gutiérrez, alias “El Morocho”; y Pamela Loyola.

Ambos fueron sindicados como los jefes de los dos grupos de traficantes. En el caso de Pamela Loyola se sumaron otros cuatro delitos de amenazas. La Fiscalía también destacó el nombre de Gisella Díaz, propietaria de la “Armería Gidi”, sindicada por vender armas a los imputados y en cuyo local se incautó la gran mayoría de dichas especies.

Un acápite especial fue para los imputados, Isaac Farías, Gabriel Bustamante y Alexis Toledo, todos sindicados por el grave delito de homicidio calificado premeditado en grado de frustrado, ocurrido el 18 de mayo pasado, cuando los tres le dispararon a dos carabineros de la SIP de la Cuarta Comisaría de Carabineros de esta ciudad.

En dicho contexto, la Fiscalía solicitó medidas cautelares alternativas de arraigo nacional y firma periódica para tres imputados, quienes quedaron en libertad. Los otros 32 fueron enviados al CPF femenino, a la cárcel de Talca y al centro cerrado del Sename, por cuanto hoy a las 09.30 la Fiscalía pedirá para todos ellos la prisión preventiva.

Volver

Comentarios