Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Habla ministro de la Corte Suprema, Carlos Cerda

“A nosotros se nos confunde con lo que otras instituciones no han hecho bien”

Autoridad judicial visitó durante una semana la mitad de los tribunales de la región en el marco del programa “La Alegría de Acoger”. Afirmó que se lleva una positiva impresión de los funcionarios y jueces

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Agosto 2016

TALCA.- Fueron cinco días de viajes, conversaciones personalizadas con funcionarios judiciales, magistrados y el público que acude a los tribunales, a quienes explicó los alcances de la nueva cruzada que emprendió la Corte Suprema con el mensaje de mejorar el ambiente laboral interno y elevar los estándares de atención al público.

En ello, en apretada síntesis, consistió la labor que efectuó en el Maule el ministro de la Corte Suprema, Carlos Cerda. En su último día de estadía, aunque promete volver durante octubre, la autoridad adelantó sus primeras conclusiones y también comentó la creciente desconfianza ciudadana en la política y las instituciones.

 

¿Qué impresión se lleva de su primer recorrido por la región?

“La Corte Suprema me ha mandatado para recorrer todos los juzgados del país. El lunes y martes estuve en los tribunales de Talca; miércoles y jueves en Cauquenes y Chanco; y el viernes en Linares. Lo que encuentro no es distinto a lo que he descubierto en otras regiones, esto es, una gran entrega del personal, compromiso y conciencia.

Ellos entienden claramente la importancia de entregar justicia a los chilenos y que cada ciudadano que acuda a un juzgado debe sentirse bien impresionado, porque se le escuchó y atendió con toda la dignidad que se merece. Así acogiendo al chileno, el Poder Judicial se democratiza, porque el ciudadano ve que hay personas que encarnan al Estado y que están dispuestos a servirlos hasta que su problema se resuelva.

Eso para mí es muy satisfactorio. Yo tengo una vida en el Poder Judicial que ahora estoy culminando en la Corte Suprema. Y es muy relevante constatar que nuestras 13 mil personas, funcionarios y jueces, entienden su trabajo como enaltecedor y trascendente para Chile. Puedo decir con total sinceridad el gran nivel de las personas que trabajan en el Poder Judicial”.

 

¿Tener un contacto directo con las personas, funcionarios y usuarios, por parte de autoridades como usted, es una forma de ir superando la crisis de confianza ciudadana con las instituciones?

“Nosotros como Corte Suprema no tenemos preocupación de que nuestro personal no desarrolle bien sus funciones o que debido a eso exista una mala impresión de la ciudadanía sobre la justicia. No. Estamos muy conscientes del gran desempeño de las personas. Ellos se dan de espíritu. Yo creo que la mala impresión de la gente se debe a un falta de comprensión de lo que es el Poder Judicial”.

 

¿Qué significa eso?

“Me refiero a que la gente no sabe que el Poder Judicial está compuesto sólo por jueces y que otra cosa son la Fiscalía, la Defensoría Penal Pública, la PDI, Carabineros, Gendarmería y el Sename. A la gente, los medios masivos de comunicación la hacen pensar que lo que no hacen otros órganos es responsabilidad de los jueces.

Eso es erróneo. Alguna autoridad tengo en el Poder Judicial, identificado con él en las buenas y en las malas. Esas críticas no tienen asidero. A nosotros se nos confunde con lo que otras instituciones no han hecho bien. Si un juez deja en libertad a un detenido o lo deja en prisión, el juez sólo hace lo que la Constitución y la ley le exigen”.

 

¿Entonces la solución pasa por más coordinación entre las instituciones del Poder Judicial para que estas cosas no sigan ocurriendo?

“Yo no creo que haga falta coordinación ni comprensión. No le corresponde al Poder Judicial coordinarse con ninguno de los otros órganos. Le corresponde a cada uno cumplir bien su tarea. Lo digo con total respeto. Si a un juez no se le convence que se ha cometido un hecho que constituye delito y ha tenido participación una persona detenida, el juez no puede hacer cosa distinta que dejarlo en libertad. Lo que falta es que se diga que los órganos que tienen que generar las pruebas al juez no lo hacen de manera correcta”.

 

¿No se necesita más autocrítica para enfrentar de mejor forma estas críticas constantes a la labor de los tribunales?

“No me haga decir que hay alguna de estas instituciones que tenga culpabilidad en esto…”.

 

…No hablamos de culpas sino de autocrítica...

“Lo que la gente tiene que saber es que un juez no puede exigirle a un fiscal que le rinda la prueba correcta. Aquí cada órgano sabe cuál es su tarea y allá ellos si no la cumplen. Lo que importa es que la ciudadanía no piense que aquí la responsabilidad es sólo de los jueces”.

 

Volver

Comentarios