Lunes, 24 de Junio de 2019
Fueron detenidos por personal de Carabineros

A prisión imputados por perpetrar dos asaltos consecutivos en Talca

Las víctimas fueron los dueños de un local comercial y dos jóvenes haitianos que manejaban un camión repartidor de gas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Junio 2019

En prisión preventiva quedaron dos imputados que, de manera consecutiva, perpetraron similar número de delitos de robos con violencia e intimidación a un local comercial y a otras dos víctimas, hechos que fueron aclarados por personal de Carabineros, logrando la detención de ambos sujetos y su entrega a la justicia.

 
Según estableció la fiscalía a partir de la investigación policial, los imputados, Luis Enrique Cabrera Arriagada y Pablo Andrés Muñoz Fuentes, el último de ellos con una supuesta arma de fuego y cubriendo su rostro con una pañoleta, ingresaron hasta un local comercial ubicado en calle 6 Oriente, entre 3 y 4 Norte.

 
Allí apuntaron a uno de los trabajadores del local y a los clientes, para quitarles sus especies de valor, entre ellas, teléfonos celulares, prendas de ropa y computadores, escapando del lugar. Pero no fue lo único, porque en las calles 5 Norte con 3 Oriente, los mismos imputados perpetraron un segundo delito de similares características.

  

SEGUNDO DELITO
En dicho lugar, interceptaron a dos jóvenes de nacionalidad haitiana que trabajaban en un camión repartidor de gas y que realizaban una entrega a domicilio. Para ello, utilizaron la misma supuesta arma de fuego, obligando a las víctimas a entregarles tres teléfonos celulares y 170 mil pesos en dinero en efectivo.

 
Al momento de abandonar a estas personas, los imputados les habrían dicho que los iban a matar si hacían una denuncia. Pero los funcionarios de Carabineros ya estaban alertados del primer delito y, de esta forma, lograron capturar a los sospechosos, siendo ambos reconocidos por las víctimas y llevados ante la justicia.

 
Así en audiencia judicial, la fiscalía presentó cargos criminales por robo con intimidación, en grado de reiterado, exigiendo aplicar la medida cautelar de prisión preventiva. Ello fue aceptado por el juez, Humberto Paiva, quien dispuso el ingreso de los imputados a la cárcel y limitó en tres meses el plazo de la investigación.

Volver