Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Data de muerte era de tres semanas

A prisión joven que asesinó y ocultó cuerpo de joven mujer

Fiscalía descartó el femicidio, pero aseveró que antes de ser asfixiada, la víctima se habría drogado con su victimario

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Septiembre 2016

TALCA.- El fiscal, Iván Vidal, relató en audiencia judicial las dramáticas condiciones en las que fue asesinada Jenery Carrasco González, de apenas 18 años de edad, en manos de su pareja ocasional, terminando una vida de adicción a sustancias tóxicas y de jornadas en la calle.

El sujeto la golpeó y estranguló, para luego ocultar su cuerpo por más de dos semanas en su pieza, por lo cual fue imputado por homicidio. Se trata de Mauricio Andrés García Mora, de 23 años de edad, quien confesó el asesinato de la mujer, quedando en prisión preventiva.

El deleznable hecho quedó al descubierto el pasado 31 de agosto, cuando fue encontrado el cuerpo sin vida de la mujer, envuelto en una frazada y oculto bajo la cama de la pieza de una pensión, ubicada en la calle 17 Oriente con 4 Sur.

 

ESTRANGULAMIENTO

El cadáver estaba en avanzado estado de descomposición, con una data de muerte de aproximadamente tres semanas, por cuanto el mal olor habría alertado a la dueña de la casa, quien llamó a Carabineros.

Realizada la autopsia el cuerpo presentaba fractura en el cráneo y lesiones en el cuello, siendo la causa de muerte asfixia por estrangulamiento manual.

Víctima y victimario eran amigos, por cuanto la fiscalía estableció que ambos deambulaban en la calle y se habían conocido aspirando sustancias alucinógenas y alcohol, en las inmediaciones del terminal de buses y de la plaza Arturo Prat de Talca.

 

DECLARACIÓN

Según los antecedentes expuestos por el fiscal ante el Juzgado de Garantía de Talca, la mujer fue vista el día 13 de agosto junto a Mauricio García, con quien se fue a la pieza que arrendaba en la calle 17 Oriente.

Después de aspirar un gas para limpiar carburador, ambos se trenzaron a golpes. “Ella tiraba manotazos y yo seguía haciendo presión en su cuello y boca, estaba enojado y volado, pero me acuerdo que fue harta la presión que hice sobre ella, en ese momento, dejó de tirar manotazos y me di cuenta que tenía los ojos cerrados y no respiraba”, afirmó.

“Estaba claro que estaba asfixiada, la cubrí con el cubrecama y la dejé debajo mi cama. Al amanecer guardé su carnet de identidad y me fui a la casa de mi polola en la Villa Bicentenario”, fue parte de la cruda confesión del imputado realizada ante la PDI.

 

Andrés Vicent

Querella del Sernam

Por su parte, el Sernam presentó una querella en la causa para perseguir la responsabilidad penal del sujeto. “La modificación a la ley que nosotros estamos proponiendo es que se acoja la violencia en el pololeo, porque la muerte de una mujer en esas relaciones tampoco califica como femicidio, y para que ninguna mujer tenga que ser víctima de una violencia tan brutal como la sufrida por esta niña de 18 años” dijo Beatriz Villena, directora regional de dicha institución.

 

Volver

Comentarios