Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Audiencia de conciliación se realizó ayer en la Corte de Talca

Acuerdo puso fin a juicio contra el obispo de Linares por tumbas inundadas en cementerio

Entre los puntos más destacados, la institución religiosa deberá celebrar una misa mensual en la Catedral de Linares durante cinco años en memoria de los familiares de los demandantes. En materia económica, el obispado pagará cerca de 20 millones

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 19 de Marzo 2016

TALCA.- Un positivo resultado tuvo ayer la audiencia de conciliación convocada por el ministro de fuero de la Corte de Apelaciones de Talca, Carlos Carrillo, en un juicio por demanda civil entablada por 12 familias contra el obispo de Linares, Tomás Koljatic, tras la inundación de tumbas en el cementerio Campo Sacro.

La reunión tuvo frente a frente a los abogados de las partes en litigio. Por los demandantes acudieron Roberto Celedón y Mercedes Bulnes, mientras que por el obispado de Linares acudió la abogada, Valeria Cerda. A su vez, las familias demandantes también acudieron hasta la Corte de Apelaciones de Talca para conocer los resultados.

La audiencia se prolongó por una hora, tiempo en que el abogado Celedon salió en distintas ocasiones de la oficina del ministro Carrillo -en la presidencia del edificio de la Corte- para dialogar con los demandantes. Al final, se llegó a un acuerdo satisfactorio que fue firmado de inmediato por cada una de las familias. 

TRASLADO DE LOS RESTOS

El acta de la audiencia consigna como primer punto que, sin reconocer “culpa alguna” en los hechos y “sólo para poner término al juicio”, el obispado de Linares aceptó pagar a cada demandante la suma única de un millón de pesos, en tres cuotas mensuales y sucesivas a partir de la primera quincena del mes de abril.

A ello se agrega que los demandantes recibirán la devolución del dinero invertido en la sepultura y ceremonia de sepultación de cada uno de sus familiares, también en tres cuotas a partir de abril. Para ello, el acta consigna el monto a pagar a cada demandante, cuya suma total de 7 millones 732 mil 260 pesos.

El tercer punto del acuerdo consigna que “la demandada trasladará los restos de cada uno de los deudos a una sepultura definitiva perpetua que quedará situada en el patio uno del parque Campo Sacro, sin costo para ninguno de los demandantes”. En forma paralela, cada parte en litigio aceptó pagar sus costos judiciales.

 

“SE PROLONGÓ EL DOLOR”

Y en uno de los aspectos más anhelados por los demandantes, el cuarto punto del acuerdo consigna que “el obispado se obliga a celebrar en la Catedral de Linares una misa mensual –el tercer domingo de cada mes- durante cinco años, en memoria de los deudos, que será presidida por el obispo o quien lo reemplace”.

Al respecto, el abogado, Roberto Celedón, comentó que “lo sustancial del acuerdo es que se respetaron las peticiones formuladas en la demanda que, para los deudos, fue un acto muy doloroso. Y creo que es muy significativo la petición más importante de las familias, esto es, que se celebre un acto litúrgico en memoria de sus deudos”.

Celedon recordó que “las familias fueron forzadas a demandar. Ellos no querían, porque siempre aspiraron a un acuerdo. Pero lamentablemente no se pudo. Se prolongó en exceso el dolor, porque todavía existen seis cuerpos sin sepultación. Por ello, para las familias era urgente terminar en forma digna, porque no pedían nada extraordinario”.

Volver

Comentarios