Miércoles, 19 de Junio de 2019
Corte Suprema tendrá la última palabra

Apelan a sentencia que rechazó libertad para el “Chacal de Hualañé”

Abogado de la Fundación Amparo y Justicia sostuvo que el condenado “no está rehabilitado para la vida en sociedad”.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Noviembre 2018

TALCA.- En los próximos días, la Corte Suprema se deberá pronunciar en cuanto a si acoge o rechaza un recurso de amparo entablado por la defensa del condenado, Cristián Vilos Valenzulea, conocido como el “Chacal de Hualañé” por la violación y homicidio de una menor de cuatro años ocurrida el año 1998.
En aquella ocasión, si bien Vilos Valenzuela fue condenado en primera instancia a la pena de muerte, la Corte de Apelaciones de Talca redujo la sanción a presidio perpetuo. Así tras cumplir 20 años de cárcel, este año el condenado postuló al beneficio de la libertad condicional.
Pero no le fue bien en la Comisión de Libertad Condicional de la Corte de Apelaciones de Santiago, donde se rechazó su postulación porque no cuenta con condiciones personales y familiares para seguir cumpliendo la sanción en el medio libre. Todo ello, basado en un informe piscosocial de Gendarmería.
El condenado reaccionó presentando un recurso de amparo que fue rechazado en primera intancia, esto es, ante la misma Corte de Apelaciones de Santiago. Pero ahora, con otro abogado defensor, Vilos Valenzuela apeló y llevará el caso hasta la sala penal de la Corte Suprema.
En términos legales, la apelación discurre en cuanto a que Vilos Valenzuela habría cumplido con los cuatro requisitos objetivos que exige la ley que regula el beneficio. Esto es, haber cumplido el tiempo mínimo para postular; hoja de vida penitenciaria intachable; aprender un oficio; y cursar estudios en la escuela de la unidad penal.
“Su corrección y rehabilitación para la vida social se satisface con este sólo hecho, sin ser procedente exigir otros requisitos ajenos a la normativa legal”, indica la apelación que lleva la firma del abogado, Felipe Santander.
Al respecto, el abogado, Alejandro Espinoza, de la Fundación Amparo y Justicia, replicó que “se trata de un sujeto que no está rehabilitado ni corregido para la vida en sociedad, que tieene personalidad psicótica con características de pedofilia”.
Así la Corte Suprema pondrá la causa en tabla y escuchará alegatos, tanto de la defensa de Vilos Valenzuela, como de la Fundación Amparo y Justicia como querellante. La sentencia que se emita es definitiva e inapelable.


Hernán Espinoza

Volver