Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Autor del crimen fue detenido por la PDI y ayer quedó en prisión preventiva

Asesinato en la Población Carlos Trupp fue con alevosía y premeditación

Los graves hechos ocurrieron el la madrugada del domingo pasado, en un domicilio del sector oriente de Talca, donde la víctima fue apuñalada

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Julio 2018

TALCA.- Alevosía y premeditación fueron las circunstancias calificantes del caso de homicidio que se registró en la madrugada del pasado domingo, en la Población Carlos Trupp de Talca, cuyo único responsable fue detenido por la PDI y entregado ayer a la justicia, donde se decretó la medida cautelar de prisión preventiva y tres meses para el cierre de la investigación.
Los hechos ocurrieron al interior de un domicilio ubicado en la calle 11 Sur, entre 32 y 33 Oriente. En dicho lugar se encontraban cuatro sujetos, entre ellos, Pedro Ernesto Riveros Villaseca, apodado “El Nono”; y Hugo Fabián Tejos Cancino, alias “El Jugo”, de 36 años y cuya última condena fue el año 2012 por tráfico de drogas en pequeñas cantidades.
El subcomisario, Pablo Gangas, de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca, explicó que las pesquisas para aclarar el asesinato de Pedro Riveros Villaseca incluyeron el empadronamiento de testigos y reconocimientos fotográficos, además de peritajes en el sitio del suceso a cargo del Laboratorio de Criminalística (Lacrim) Regional de la misma PDI.

 

CALIFICANTES
Pablo Gangas sostuvo que “fueron cuatro las personas que estuvieron bebiendo alcohol en ese domicilio. Allí se produjo un primer incidente entre la futura víctima y el imputado. El detenido hizo abandono de la vivienda, pero luego retornó, tocó la puerta y abrió la víctima. Así en forma sorpresiva, lo agrede con dos estocadas con un arma cortante”.
Añadió que, con el paso de las horas, se logró identificar al autor del asesinato como Hugo Tejos Cancino, el cual se dio a la fuga después de perpetrar el crimen, tal como lo observó un testigo presencial. Así se le buscó intensamente por cuatro días, hasta que en la mañana del jueves fue detenido en las cercanías del Juzgado de Garantía de Talca.
Ayer esta persona fue trasladada a primera hora hasta dicho tribunal. Allí el fiscal, José Alcaíno, presentó cargos criminales en su contra por el delito de homicidio calificado, con las circunstancias de alevosía y premeditación. En el primer caso, explicó, porque el imptuado actuó “sobre seguro al atacar a la víctima, ya que lo sorprendió luego de abrir la puerta de la casa, es decir, si que tuviera oportunidad alguna de defenderse de la agresión”.


Y respecto a la premeditación, sostuvo que “el imputado tuvo el tiempo suficiente para planear el delito, esto es, primero salió de la casa donde estaba bebiendo junto a la víctima y los testigos, luego, fue a buscar un arma cortante, volvió al sitio del suceso y atacó a la víctima”.

 

LEGÍTIMA DEFENSA
Una versión distinta manifestó en audiencia la abogada, Cecilia Núñez, defensora particular del único imputado. Según dijo, en el caso se podría configurar una supuesta “legítima defensa” de parte del detenido, por cuanto explicó que los testigos son coincidentes en que previo al asesinato, se registró un enfrentamiento y riña entre su representado y la víctima. Añadió que, además, el dueño de la casa ordenó que el imputado saliera de la propiedad.
Precisó también que existirían elementos no coincidentes en las declaraciones de los testigos, en particular, respecto a la ubicación del cadáver y si eventualmente alguno de ellos pudo también haber atacado a la víctima. Por ello, se opuso a la medida cautelar de prisión preventiva solicitada por el fiscal.
Tras los alegatos, la jueza, Marta Asiaín, determinó que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, por lo cual, decretó su ingreso a la cárcel de Talca, bajo resguardo de Gendarmería. Ello a pesar que la defensa pidió su traslado a otras unidades penales.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios