Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Impacto nacional por menor que falleció en Talca

Asfixia por inhalación de gas fue la causa de muerte de joven estudiante

Los restos de la menor de 16 años, estudiante de tercero medio del Liceo de la Cultura, fueron entregados ayer a familiares, mientras la PDI sigue investigando el caso criminal

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Agosto 2016

TALCA.- Asfixia por inhalación de gas fue la causa de muerte de la joven estudiante de 16 años que falleció en la tarde del lunes pasado, al interior de su domicilio ubicado en la villa San Francisco II, en el sector surponiente de Talca, desatando impacto regional y nacional por las circunstancias del caso criminal.

De hecho, tras los datos preliminares que trascendieron en dicha jornada, ayer se confirmó científicamente que la menor -estudiante de enseñanza media del Liceo de la Cultura- falleció debido a la inhalación de un gas denominado “isobutano propano mixto”, el cual normalmente se utiliza para cocinas y lámparas de camping.

Así lo determinó la autopsia realizada en el Servicio Médico Legal (SML) de Talca. En todo caso, eran indicios que manejaban los detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca, quienes se constituyeron en el sitio del suceso y recogieron dos envases metálicos, contenedores de dicho gas, en el sitio del suceso.

 

“ES EL PRIMER CASO”

Al respecto, el jefe de la BH, subprefecto José Luis Gallegos, explicó que “al efectuar la revisión externa del cadáver, no se detectaron indicios de la acción de terceras personas. No obstante, había dos envases de gas y una testigo manifestó que la menor los estaba inhalando. Ello puede provocar graves daños respiratorios”.

“La testigo señala que ambas lo habían hecho en otras ocasiones. Yo llevo dos años a cargo de la Brigada de Homicidios en Talca y es el primer caso que me toca investigar con una víctima fatal. Se trata de un producto que se puede comprar en cualquier tienda y, en este caso, ellas lo adquirieron siendo menores de edad”, agregó.

El jefe policial advirtió también que “como policía, padre y funcionario de la PDI, tenemos que dejar en claro el mensaje que la familia debe saber dónde están sus hijos y con quien se juntan. Se trata de detalles que se deben estas supervisando, porque son menores a quienes hay que orientar en sus primeros pasos en la vida”.

 

“CAUSA

ADORMECIMIENTO”

Por su parte, Jorge Paredes, gestor de tratamientos del Servicio Nacional para la Prevención del Consumo de Drogas (Senda), sostuvo que “se trata de un gas que es muy volátil, por lo cual, se inhala y llega muy rápido a los pulmones, con un impacto inmediato en las personas, quienes pueden sufrir graves daños en su salud”.

“Es un gas que disminuye el oxígeno que ingresa al cerebro, causando un adormecimiento que deriva en dolor de cabeza y náuseas. Si la inhalación es muy profunda y prolongada, puede provocar un paro respiratorio. En este caso, lo más probable es una sobredosis, aunque ello lo debe aclarar la investigación”, comentó.

Un dato relevante es que el gas butano y propano no forman parte de las sustancias consideradas adictivas y psicotrópicas en el reglamento de la ley de control de drogas, por lo cual, su comercialización no está sujeta a restricciones, como ocurre con los “limpia carburadores” que no se pueden vender a menores de edad.

 

  “Era la presidenta de curso”

María León Rojas, directora del Liceo de la Cultura, donde la niña fallecida cursaba la enseñanza media, comentó ayer que la víctima “era un estudiante muy alegre, con un muy buen promedio de notas. Ella era también la presidenta del curso y participaba en danza. No era una niña que estuviese en tratamiento alguno”.

“La comunidad educativa completa está muy afectada, porque es la primera vez que perdemos un estudiante en estas circunstancias. Los estudiantes la están acompañando y adornando su casa. Ella era una líder, con buenas ideas y una alumna que se destacaba. Ella siempre se caracterizó por defender sus ideas”, afirmó.

“No nos explicamos”

Teresa Garrido, abuela paterna de la víctima, coincidió en calificar a su nieta como “una niña alegre y muy inteligente para estudiar. No nos explicamos porqué hizo esto. Creo que se juntó con una compañera. Ella vivía con la mamá y un hermano. Nosotros igual conversábamos con ella y estaba en una edad contestataria”.

 

Volver

Comentarios