Jueves, 23 de Mayo de 2019
Informe al tribunal laboral

Carabineros deslindó culpas por polémico simulacro en Linares

Documento oficial recuerda que los altos policiales solicitaron que se avisaran los detalles del ejercicio al personal del BancoEstado.

Periodista: Hernán Espinoza - Fecha de Edición: 30 de Abril 2019

A través de un informe de tres páginas remitido al Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Linares, la Primera Comisaría de Carabineros de dicha ciudad deslindó cualquier tipo de responsabilidad en las secuelas que dejó un polémico simulacro de asalto y toma de rehenes efectuado en la sucursal del BancoEstado.

 

Los hechos ocurrieron el 29 de noviembre del año pasado y acarrearon consecuencias no sólo para los empleados bancarios, sino también para la propia institución financiera. Ello por cuanto, dos funcionarias decidieron presentar acciones legales, tanto a través de una querella, como de una demanda de tutela laboral.

 

Pero no fueron las única, porque el agente de dicha sucursal y que fue despedido a los pocos días, también presentó una demanda de laboral. La primera de ellas se tramita en el Primer Juzgado y ameritó que dicho tribunal, a días de la realización del juicio –programado para el 8 de abril- le pidiera un informe a Carabineros.

 

TENIENTE CORONEL

El documento, firmado por el mayor de Carabineros, José Cárcamo, contiene una cronología de los hechos ocurridos antes, durante y después del simulacro. Entre sus principales acápites se da cuenta que, el mismo día del ejercicio, un teniente coronel se percató que los empleados del banco no habían sido avisados con anteriores.

 

Se trata de José Miguel Valenzuela, subprefecto de los servicios de la Prefectura de Linares, El informe precisa que, una vez terminado el simulacro, dicho alto oficial se entrevistó con el personal del banco y “se interioriza que los ejecutivos y trabajadores no fueron notificados o alertados por sus directivos”.

 

Añade que esta situación “desencadenó cuadros clínicos de estrés post traumáticos de los ejecutivos involucrados en el simulacro”. Precisa que, por parte de Carabineros, se avisó a ocho instituciones públicas, incluyendo de emergencia civil, además de los medios de comunicación, justamente para “minimizar una conmoción colectiva”.

 

“EVITAR CONMOCIÓN”

En cuanto a los días previos, el informe subraya que se efectuaron numerosas reuniones de coordinación con el agente de la sucursal y los encargados de seguridad, donde se buscó fijar una hora en la cual no hubiera público en el banco, además del menor número posible de ejecutivos y trabajadores. 

 

“Se afinaron detalles en cuanto a la notificación de la realización del simulacro al personal y ejecutivos bancarios, finalidad evitar ocasionar una conmoción y estrés psicológico innecesario, quedando constancia de lo obrado en el libro de instrucciones y reuniones de la Primera Comisaría de Carabineros de Linares”, precisa.

 

Subraya que en estas reuniones participó el entonces agente de la sucursal, Patricio Rubio, además del jefe de operaciones y encargado de seguridad, así como el vigilante privado, precisando que fueron informados de las etapas del simulacro, estrategia, caracterización y vestimenta de los supuestos clientes y delincuentes.

 

Volver