Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Habla presidente de la Corte de Apelaciones de Talca

Caso TER: “Mi citación al juicio la considero absolutamente inoficiosa”

Ministro Moisés Muñoz, explicó que el Código Orgánico de Tribunales establece que la declaración de un ministro de Corte de Apelaciones debe ser autorizada por la Corte Suprema, una vez analizados sus fundamentos caso a caso

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 12 de Enero 2018

TALCA.- Sin ocultar su molestia e indignación reaccionó ayer el presidente de la Corte de Apelaciones de Talca, ministro Moisés Muñoz, luego de conocer que el Juzgado de Garantía de esta misma ciudad había aceptado citar como testigos a cinco ministros del máximo tribunal regional, para declarar en el juicio por el denominado Caso TER que se llevará a cabo -en fecha aún por definir- en el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Talca.
La diligencia fue solicitada por los abogados, Marcos Caballero y Paulo Albornoz, ambos de la Defensoría Penal Pública, y que representan al también abogado, Cristian Hurtado, destituido secretario relator del Tribunal Electoral Regional (TER), principal imputado en una investigación por el delito de malversación de fondos públicos. Las acusaciones de la fiscalía y el Consejo de Defensa del Estado (CDE) exigen que Hurtado sea condenado a 15 años de presidio mayor, en su grado máximo; y al pago de una indemnización de 367 millones de pesos, correspondiente al monto total defraudado.
Así en la primera sesión de la audiencia de preparación de juicio oral -realizada el miércoles pasado- el juez, Ricardo Riquelme, del Juzgado de Garantía de Talca, aceptó la incorporación como testigos de la defensa en el futuro juicio oral de los ministros Rodrigo Biel, Vicente Fodich, Eduardo Meins, Carlos Carrillo y del propio Moisés Muñoz, actual presidente de la Corte de Apelaciones de Talca. La fiscalía y el CDE, por su parte, incorporaron en sus acusaciones como testigos a los también ministros Hernán González y Olga Morales, pero en sus calidades de ex y actual presidentes del TER -respectivamente- y denunciantes en la investigación, lo cual no ocurre con los otros cinco ministros. Esta última diligencia debe ser resuelta hoy por el mismo Juzgado de Garantía (ver recuadro).

¿La declaración de un ministro está regulada por ley y en qué términos?
“El Código Orgánico de Tribunales regula esta situación específica, en el sentido que si es citado a declarar a un juicio, un ministro de Corte de Apelaciones necesita la autorización previa de la Corte Suprema. Por ello, es el propio ministro citado quien debe pedir esta autorización con antelación”.

¿Cuándo corresponde pedir esta autorización?
“Se hace individualmente cuando algún ministro recibe la citación del tribunal respectivo. No es de forma colectiva. Para conceder la autorización o denegarla, la Corte Suprema tendrá que ver sus fundamentos caso a caso, porque los derechos de los intervinientes para pedir que declaren las personas deben tener un fundamento, ya que de lo contrario, sería un abuso”.

¿Y qué ocurriría con la Corte si los ministros son citados todos el mismo día?
“Se presentaría una cosa inaudita, esto es, que la Corte no podría funcionar, porque los siete ministros estarían en el juicio. La Corte, por obligación legal, debe funcionar siempre y como mínimo con dos salas. Es una situación que nunca se ha dado en la historia de la Corte de Apelaciones de Talca y que a mí, en lo personal, me tomó por sorpresa. Mi citación al juicio la considero absolutamente inoficiosa”.

¿Es verdad que usted nunca ha presidido el TER?
“Incluso no sé dónde funciona. Por eso no tiene mucho sentido -en mi caso particular- que haya sido citado a ese juicio”.

¿Entonces cree o estima que hubo alguna motivación fuera de lo jurídico para que se pidiera esta diligencia?
“La verdad es que desconozco los motivos. No quiero hacer conjeturas, pero me toma por sorpresa esta situación, en lo personal, porque no veo cual es la razón para que yo sea citado a declarar a un juicio donde está siendo imputado un señor que trabajó en el TER”.

¿Hay otros ministros que, como usted, tampoco han presidido el TER?
“Está el caso del ministro, señor Carlos Carrillo, quien lleva pocos años en la Corte, además no es de la zona y no creo que ni siquiera conozca al señor Hurtado. Hay situaciones que no se justifican. Ahora se supone que el juez habrá tenido alguna razón para tomar esa decisión”.

CENA DE DESPEDIDA
Otro aspecto que llamó la atención fue una prueba ofrecida por la defensa del destituido secretario relator del TER, referida a imágenes y los gastos de una cena de despedida a una ex ministra de esta misma Corte. ¿Qué opina de ello?
“La verdad es que tampoco encuentro alguna explicación. ¿Qué tienen que ver los gastos de una cena, un almuerzo o un desayuno, con la situación del Tribunal Electoral Regional y la persona que aparece como principal imputado?
Es usual que cuando un ministro jubila, se le haga una despedida; y también que cuando un ministro llega a una Corte, se le reciba igualmente. Allí cada uno cubre los gastos individuales de una cena. Son gestos de camaradería. Es una práctica que se ha hecho siempre y se seguirá haciendo. Además, obviamente es parte de nuestra libertad como personas”.

Imaginamos que a esos eventos cada ministro concurre con su esposa y luego se cancela de forma particular. ¿Eso es así?
“Claro. Luego cada uno paga lo que le corresponde. De verdad que encuentro inexplicable esta prueba o lo que se pretende probar, porque ahí yo creo que ya habría casi mala fe”.

¿Piensa usted que con estas pruebas se está tratando de orientar el foco del juicio a lo que declararán los ministros y no respecto a los delitos que fueron investigados y que se se deben juzgar por el tribunal oral?
“Yo creo que aquí el norte es que se está investigando un supuesto fraude en una institución pública donde el imputado aparentemente habría tenido alguna participación. Pero los ministros no somos acusados y, por ende, no hay que desviar el foco de atención a los ministros de la Corte de Apelaciones. No hay que irse por las ramas. Desviar la atención hacia los ministros, de verdad, es perder el objetivo del juicio”.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios