Miércoles, 20 de Marzo de 2019
Además se resguardaba con un arma de fuego robada

Cayó traficante con droga y un millón y medio en ganancias

Imputado fue sorprendido vendiendo marihuana por un “agente revelador” del OS-7 de Carabineros

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 28 de Julio 2018

TALCA.- Un importante decomiso de droga y dinero atribuido a ganancias ilícitas, además de la recuperación de un arma de fuego con encargo por robo desde el año 2016, fueron los resultados de un operativo antidrogas realizado por personal de la sección OS-7 de Carabineros en la Población San Miguel del Piduco en Talca.
Según antecedentes policiales, confirmados por la fiscalía de Talca, fue en horas de la tarde del jueves cuando un “agente revelador” del OS-7 efectuó una compra regulada de drogas a un sospechoso ocupante de un domicilio en dicha población. Se trataba de Robinson Antonio Parra Valdivia, de 51 años y sin antecedentes penales.
Luego, bajo autorización judicial gestionada por la fiscalía, los agentes antidrogas llevaron a cabo un registro del inmueble, con apoyo del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE). Así se decomisaron 637 gramos de marihuana elaborada y otros tres gramos de clorhidrato de cocaína, dosificado y en bolsas. A la lista se sumaron un millón 462 mil pesos en dinero en efectivo atribuido a las ventas clandestinas y, además, un arma de fuego tipo pistola calibre nueve milímetros.

3 MIL DOSIS
Según estimaciones del OS-7 de Carabineros, la droga decomisada equivale a poco más de tres mil dosis y, en caso de haber llegado a manos de adictos, se habría traducido en ganancias por tres millones de pesos. La denuncia que permitió identificar el domicilio como un foco de tráfico de drogas fue realizada de forma anónima por vecinos.
El fiscal, Ángel Ávila, presentó cargos contra el detenido por tres delitos de tráfico de drogas, tenencia ilegal de un arma de fuego y receptación. Si bien reconoció que el imputado no tiene prontuario, el fiscal destacó que los dos primeros delitos tienen pena aflictiva y que acreditan un peligro para la seguridad de la sociedad.
En audiencia judicial, la abogada, Paz Díaz, de la Defensoría Penal Pública, se opuso a la solicitud del fiscal, destacando que el imputado no es consumidor de drogas y tampoco vive solo en su domicilio, añadiendo que su irreprochable conducta anterior amerita una medida cuatelar de menor intensidad.
Luego de los alegatos, el juez, Víctor Rojas, del Juzgado de Garantía de Talca, dio por acreditado los tres delitos formalizados y decretó la medida cautelar de prisión preventiva en la cárcel que solicitó el fiscal. Ello atendido, según dijo, que la droga estaba oculta bajo la cama matrimonial del imputado.Luego, delimitó en tres meses el plazo de cierre de la investigación.

Hernán Espinoza

Volver