Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
PDI logró aclarar el grave accidente ocurrido en agosto del año pasado

Chofer de microbús fue imputado por fatal atropello de anciana de 81 años

Fiscalía presentó cargos únicamente por haberse dado a la fuga sin auxiliar a la víctima, ya que a la fecha no existen pruebas para inculpar al conductor como causante directo del accidente. El imputado negó cualquier tipo de responsabilidad

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Junio 2018

TALCA.- “Yo no tuve nada que ver. Estoy muy tranquilo. Ese día, cuando pasé por el lugar había mucha lluvia, pero no ocurrió nada en ese momento. Después llegaron mis colegas de la línea de buses diciendo que había un atropello. Yo no tengo problema que sigan investigando. Aquí hubo un peritaje donde yo fui con la micro, que nunca fue reparada ni arreglada. Estaba tal como salgo a la calle todos los días”.
Con estas palabras, Jaime Antonio Arriagada Vásquez, conductor del recorrido número 2 de la línea de buses Sotratal, abandonó ayer la segunda sala del Juzgado de Garantía de Talca, luego que asistiera voluntariamente a una audiencia de formalización de una investigación por un accidente de tránsito con consecuencias fatales.
Los hechos se remontan a la mañana del 28 de agosto de 2017. En esa lluviosa jornada, la víctima, Marta Lasevera, de 81 años, caminaba por la calle 30 Oriente desde su hogar hasta el consultorio Carlos Trupp, frente a la Tenencia de Carabineros del mismo nombre. Para ello, debió cruzar la calle 8 Sur de sur a norte, con semáforos y pasos debidamente señalizados.
“NO SE DETUVO”
Sin embargo, la mujer no logró llegar al otro lado de la calzada, por cuanto casi a mitad de la calle 8 Sur fue atropellada por un vehículo. EL conductor se dio a la fuga luego de protagonizar el fatal accidente, ya que la víctima falleció a las pocas horas en el hospital de Talca, dando paso a una investigación que se prolongó casi por un año.
En primera instancia, las pesquisas quedaron a cargo de la Sección Investigadora de Accidentes en el Tránsito (SIAT) de Carabineros de Talca. Luego, el fiscal, Ángel Ávila, entregó el caso a los detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca, cuyas diligencias permitieron identificar a un presunto responsable.
Se trata, justamente, del chofer del microbús. En la audiencia de formalización, la fiscalía sostuvo que esta persona “no detuvo su marcha, pese al accidente y al desplazamiento que generó en el móvil, lo cual hace evidente que el imputado se percató del atropello. Tampoco prestó auxilio a la víctima y no dio cuenta a la autoridad policial más cercana, en este caso, la Tenencia Carlos Trupp”.

ARRAIGO NACIONAL
Así la imputación se refirió exclusivamente a éste último episodio de la investigación, es decir, al delito de darse a la fuga luego de un accidente de tránsito. El juez, Humberto Paiva, tras escuchar al fiscal de turno en la segunda sala y a una abogada de la Defensoría Penal Pública, determinó la única medida cautelar de arraigo nacional, fijando el plazo de cierre de la investigación en cuatro meses.
Consultado por qué no se imputaron cargos al chofer por cuasidelito de homicidio, el fiscal, Ángel Ávila, como titular de la investigación, explicó que “hasta el momento no ha sido posible reunir antecedentes que sindiquen al imputado como responsable directo del atropello. Pero la investigación continúa, ahora judicializada, por lo cual, no podemos descartar nada. Queremos establcer si hubo responsabilidad cuasidelictual del imputado”.
Por su parte, los familiares de la víctima -tres de sus cuatro hijos- se presentaron a la audiencia y, después, se retiraron visiblemente molestos, en gran medida, por la baja intensidad de la única medida cautelar aplicada al imputado, manifestando también severas críticas en contra del actuar de personal de Carabineros.
“Es desilusionante para nosotros, porque cuando ocurió el accidente, los carabineros tenían todo. Había pruebas, con videos y testigos, pero ellos simplemente no hicieron nada. Yo hablé con la SIAT y con un coronel. Gracias a Dios algo se logró con la PDI”, afirmó uno de ellos.
Hernán Espinoza

Volver

Comentarios