Jueves, 13 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Ocurrido el 11 de agosto del 2016 en Talca

Con la confesión del imputado partió juicio por cruento homicidio

Fiscalía y querellantes exigieron 20 años de cárcel. Cuerpo de la víctima fue envuelto en sábanas por el asesino, quien lo mantuvo oculto bajo una cama por tres semanas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 17 de Agosto 2017

TALCA.- Con la extensa declaración del único imputado que se prolongó por dos horas, donde confesó su autoría en el crimen, partió ayer un juicio ante la segunda sala del Tribunal Oral de Talca en contra de Mauricio Andrés García Moya, acusado por el asesinato de una joven mujer al interior de una residencial.

Los hechos, sindicados por la fiscalía y por dos partes querellantes como un homicidio calificado, con la circunstancia de la alevosía, quedaron al descubierto recién tres semanas después, cuando la dueña del recinto alertó a personal de Carabineros porque sentía malos olores desde la pieza que el imputado había arrendado.

Al ingresar al lugar, detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca establecieron que el cuerpo de la víctima, de nombre Yenery Rayén Carraco González, una joven en situación de calle que merodeaba a diario el sector del terminal de buses de Talca, estaba oculto bajo la cama de la pieza, envuelto en sábanas.

 

“SU DECLARACIÓN

FUE SINCERA”

El peritaje de autopsia reveló posteriormente que el detenido primero golpeó a la joven, azotando su cabeza en reiteradas ocasiones contra el suelo. Y luego de comprobar que no oponía resistencia, la estranguló con sus propias manos. El examen ratificó que el cuerpo se encontraba en avanzado estado de putrefacción.

Por estos hechos, la fiscalía de Talca, junto al Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (Sernameg) y el Ministerio del Interior, coincidieron ayer en exigir una sanción de 20 años de cárcel. La abogada, Silvia Carreño, de la Defensoría Penal Pública, planteó que el delito corresponde a homicidio simple.

“Mi representado consumió hidrocarburadores, es decir, una droga muy tóxica que hace perder la consciencia, lo que implica descartar de inmediato la calificante. Su declaración fue sincera. Él reconoce los hechos. Aquí lo que se discute es la calificación jurídica y esperamos que así sea acogido por el tribunal”, dijo.

 

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios