Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Más indemnización de 50 millones a familia de la víctima

Condenan a 12 años de cárcel a imputada por asesinato de asistente policial PDI

Leslie Hernández y su defensa no asistieron ayer a la lectura de sentencia en el Tribunal Oral de Talca. La madre de Cristopher Formandoy dijo que exigen una sanción mayor

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Febrero 2017

TALCA.- “No me gustó la sentencia porque fueron muy pocos años de cárcel. Para todo lo que ella hizo, fue muy poco. Yo esperaba que le dieran más, arriba de 15 años. Es insuficiente, porque con todo lo que pasó. La familia de ella siempre la va a tener, aunque esté en prisión. Pero yo a mi hijo no lo voy a tener nunca más”.

Con estas palabras, Irma Vilches, madre de Cristopher Formandoy, asistente policial de la PDI asesinado el 21 de septiembre del 2015, manifestó su frustración ante la condena de 12 años de cárcel decretada ayer por el Tribunal Oral de Talca en contra de Leslie Hernández, ex novia de la víctima y autora del crimen.

A la lectura de sentencia acudió únicamente el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, quien tuvo a su cargo la investigación y actuó como parte acusadora en el juicio. La imputada -actualmente en prisión- y sus dos defensores particulares solicitaron permiso para no asistir a la audiencia, al igual que la abogada querellante.

 

DOS ATENUANTES

La lectura estuvo a cargo del juez, Wilfredo Urrutia, quien redactó la sentencia de 105 páginas. Allí también se condenó a Leslie Hernández a pagar una indemnización por daño moral de 50 millones de pesos a la familia de la víctima. A su vez, se le concedieron 456 días de abono por el tiempo en prisión y arresto total.

El fiscal, Héctor de la Fuente, explicó que para fijar la pena en 12 años de cárcel, el tribunal le reconoció a la imputada dos circunstancias atenuantes, esto es, irreprochable conducta anterior y colaboración sustancial con la investigación. Ello por cuanto el delito es homicidio calificado con la circunstancia de la alevosía.

La calificante se fundamenta en actuar a traición, ya que la detenida le disparó por la espalda al asistente policial, utilizando además el arma de fuego que tenía asignada por la PDI y, finalmente, en el propio domicilio de la víctima. Luego, la mujer se disparó dos balazos en el pecho y la cabeza, pero ambos superficiales.

 

“TENÍA TODO

 PLANEADO”

Si bien afirmó que la sanción se encontraba en el marco jurídico previsible atendido el tipo de delito y las atenuantes, el fiscal puso en duda que la detenida haya colaborado con la investigación, por cuanto no declaró en el juicio cuando se lo ofreció el tribunal y, además, siempre dijo que no recordaba nada del asesinato.

Héctor de la Fuente subrayó también que el tribunal rechazó la hipótesis de que la imputada habría actuado bajo un “estado crepuscular” que argumentó la defensa. Lo mismo afirmó una tía de Cristopher Formandoy, al señalar que “es mentira que ella no se acuerde de nada, cuando tenía todo planeado. Quería vengarse”.

“Por eso me da rabia que no se le condene a una pena mayor. Su familia siempre va a compartir con ella, aunque esté detenida. El daño que ella hizo es irreparable”, dijo Gladys Vilches. A partir de ayer, se abre un plazo legal de 10 días para que la fiscalía, querellante y defensa, puedan presentar un recurso de nulidad.

Volver

Comentarios