Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Sentencia unánime de la Corte de Apelaciones

Condenan al Banco BCI de Talca por cobros indebidos

Máximo tribunal regional confirmó sentencia que ordenó indemnizar al cliente afectado con la restitucion del dinero y una indemnización extra

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 09 de Agosto 2018

TALCA.- En fallo unánime, la segunda sala de la Corte de Apelaciones de Talca ratificó una sentencia del Segundo Juzgado de Policía Local de esta misma ciudad, condenando a la sucursal Talca del Banco BCI por cobros indebidos a un cliente, debiendo así restituir los fondos y, también, pagar una indemnización económica por daño moral.


Los hechos, según establece el fallo de primera instancia, se remontan al 15 de enero del año 2016, cuando el denunciante realizó la cancelación definitiva de dos créditos con el Banco BCI, cancelando una suma total que bordea los 770 mil pesos. Así los compromisos financieros quedaron con saldo cero, según el reclamante.


Pero, con posterioridad, el banco habría realizado -de manera injustificada- dos cargos en la cuenta corriente de dicho cliente, justamente para cancelar supuestas deudas de los créditos que habían quedado finiquitados. Por ello, el afectado acudió al Segundo Juzgado de Letras de Talca, donde presentó una demanda infraccional y civil en contra del banco, ambas patrocinadas por el abogado, Octavio Muñoz.

 

“MOLESTIAS E
INCOMODIDADES”
Como parte del proceso de tramitación, el banco entregó un informe de réplica al tribunal. Allí sostuvo que los cobros en exceso corresponderían a los pagos de una supuesta “prórroga” de cuatro cuotas de los créditos, agregando que no habría infracción a la ley del consumidor. El demandante, por su parte, alegó que la institución financiera incurrió no respetó su derecho como consumidor a estar informado respecto al cobro de servicios, actuando de manera negligente al realizar cargos por una deuda inexistente.
El juez, Demetrio Bader, coincidió con la versión del denunciante, concluyendo que “efectivamente la denunciada cargó en la cuenta corriente del cliente sumas por concepto de créditos que ya habían sido pagados totalmente y que ascendieron a un total de 149 mil 60 pesos”.
Así el tribunal acogió la demanda por infracción a la ley del consumidor, ordenando el reintegro de los dineros como indemnización por daño emergente.
Pero no fue lo único, porque el juez también acogió la demanda civil por daño moral, ordenando la cancelación -por parte del banco- de una indemnización económica de 300 mil pesos a beneficio del cliente. Ello fundado en “la aflicción, molestias e incomodidades que naturalmente significaron para el demandante la ocurrencia de los hechos, a consecuencia del actuar negligente de la demandada”.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios