Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Fallo unánime en la Corte de Apelaciones de Talca

Condenan al Fisco a pagar 800 millones a familiares de detenido desaparecido

La víctima era militante del MIR y presidía el Movimiento Campesino Revolucionario. Fue detenido en 1973 y trasladado a la Escuela de Artillería de Linares, donde se perdió todo su rastro

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Diciembre 2017

TALCA.- “Las experiencias relatadas por los testigos dan cuenta de las terribles consecuencias de vida que la pérdida de su pareja y padre les provocó a los demandantes (...); situación que resulta aún más agraviante considerando que el hecho fue causado, encubierto y negado por quien debía resguardar la dignidad de la persona humana, esto es, el Estado de Chile”.
Con estas palabras contenidas en el considerando séptimo de un fallo de seis páginas, la primera sala de la Corte de Apelaciones de Talca dictó una rotunda sentencia que condenó al Fisco de Chile a pagar una indemnización por daño moral que suma 800 millones de pesos, a beneficio de la pareja y tres hijos de un dirigente campesino que se encuentra en calidad de detenido desaparecido.
Se trata de Anselmo Antonio Cancino Aravena, de 25 años, obrero agrícola, presidente del Movimiento Campesino Revolucionario y militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Según establecieron los tribunales, esta persona fue detenida ilegítimamente el 8 de diciembre de 1973, en Cauquenes -sin proceso judicial alguno- por una patrulla militar que lo trasladó hasta la Escuela de Artillería de Linares. Luego, el 12 de Enero de 1974, fue sacado de ese lugar por los militares- en compañía de otros detenidos- perdiéndose todo rastro.

 

INVESTIGACIÓN
El secuestro y posterior desaparición de Anselmo Cancino fue investigado por el ministro de fuero de la Corte de Apelaciones de Santiago, Alejandro Solís, abocado con exclusividad a casos de violaciones a los derechos humanos en distintas zonas del país.
Dicho magistrado condenó a tres altos mandos militares, esto es, Claudio Lecaros Carrasco, Antonio Aguilar Barrientos y Félix Cabezas Salazar, todos a la pena única de 15 años de cárcel; la sentencia fue posteriormente rebajada por la Corte de Apelaciones de Santiago y la Corte Suprema, quedando en cinco años de presidio menor, en su grado máximo.
Luego fueron la pareja de Anselmo Cancino, junto a tres hijos en común, quienes presentaron una demanda contra el Fisco de Chile ante el Primer Juzgado de Letras de Talca. Ello fundado en que los autores del secuestro y desaparición de la víctima fueron agentes del Estado, esto es, personal del Ejército de Chile.

 

DRAMA FAMILIAR
Al momento de acoger la demanda civil y decretar la indemnización individual para cada denunciante de 200 millones de pesos, el juez, Gerardo Bernales, acreditó las nefastas consecuencias que tuvo la muerte de Anselmo Cancino para toda su familia.
Así destaca que Silvia Sepúlveda Bravo, pareja por siete años de la víctima, fue también detenida en la Escuela de Artillería de Linares tras el golpe militar. Allí fue interrogada por el paradero de su marido, quedando posteriormente en libertad, pero con graves secuelas psicológicas.
Los tres hijos en común, esto es, Gilda, Mauricio y Claudio, todos de apellidos Cancino Bravo, relataron sufrir una severa depresión no solo por la muerte de su padre, sino también porque fueron discriminados como hijos de un “extremista”. Además vivieron en la pobreza extrema, no pudieron estudiar e incluso pasaron largo tiempo internados en hogares de menores o en casas de familiares.
Todos estos antecedentes fueron acogidos por la Corte de Apelaciones de Talca, para confirmar la condena al Fisco y el monto de la indemnización por fallo moral a favor de los demandantes. La sentencia de segunda instancia lleva la firma de los ministros, Eduardo Meins y Ricardo Riquelme (s), junto al abogado integrante, Diego Palomo.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios