Lunes, 24 de Junio de 2019
Presentado por el INDH y la Defensoría Penal Pública

Corte acogió amparo a favor de reos condenados en Talca

Acción legal denunció falta de reacción y pasividad de Gendarmería ante la fabricación de armas artesanales y agresiones entre los reos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 02 de Octubre 2018

TALCA.- “Se acogen los recursos de amparo solo en cuanto se dispone que el director regional de Gendarmería, debe instruir la revisión del cumplimiento efectivo de los protocolos de intervención para cada una de las situaciones que puedan traducirse en un incumplimiento de la posición de garante que le cabe a dicha institución”.
En estos términos, sumado al despacho de un oficio a la Fiscalía Regional para “que investigue, si así lo estima conveniente, la comisión de eventuales delitos”, la primera sala de la Corte de Apelaciones de Talca acogió dos recursos de amparo en favor de los reos que cumplen condena en la cárcel de esta ciudad.
Las acciones legales fueron presentadas -en forma separada- por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y la Defensoría Penal Pública. Los alegatos estuvieron a cargo de los abogados, Max Troncoso, defensor penal penitenciario de la DPP; y Ángela Hernández, del INDH. Los recursos fueron presentados contra un capitán, un suboficial mayor y un cabo primero de Gendarmería.
PASIVIDAD
Las denuncias del INDH y la DPP apuntaron a dos incidentes ocurridos el 21 de agosto y 7 de septiembre del presente año, cuando las cámaras de seguridad de Gendarmería grabaron a los internos fabricando armas artesanales y, luego, protagonizando violentas golpizas y agresiones, sin que hubiera una intervención inmediata de los funcionarios penitenciarios.
La directora regional del INDH, Nadia Gutiérrez, explicó que estos hechos probaron que Gendarmería no habría cumpolido con su deber de garante de la integridad de los reos condenados, añadiendo que hubo hasta veinte minutos de pasividad de los funcionarios, para finalmente reaccionar cuando las agresiones ya habían terminado.

“ESTÁNDAR EXIGIBLE”
Esta opinión fue compartida por la Corte de Talca, al sostener que existe “un deber o posición de garante por parte de Gendarmería, respecto de los internos privados de libertad, en los recintos bajo su custodia, deber que es exigible ya sea frente a situaciones en donde los hechos que eventualmente expongan la seguridad o integridad de aquellos sean protagonizados por funcionarios o, como en este caso, por los propios internos”.
“Quedó establecido que no se alcanzó el estándar exigible a propósito de dicho deber de garantía que debía cumplir el personal de Gendarmería. Sin perjuicio de constatarse un déficit en el cumplimiento completo y adecuado de los protocolos de intervención que Gendarmería ha invocado”, concluye la sentencia del máximo tribunal.

Hernán Espinoza

Volver