Viernes, 19 de Abril de 2019
Procedimiento legal estaba programado para hoy en Parral

Corte de Apelaciones paralizó remate de cuatro predios de la ex Colonia Dignidad

Abogado de la parte ejecutante, Winfried Hempel, restó dramatismo a la resolución y afirmó que permitirá resolver un conflicto legal que también beneficiará a las víctimas de delitos sexuales

Periodista: Hernán Espinoza - Fecha de Edición: 11 de Abril 2019

A petición de las partes en litigio, la Corte de Apelaciones de Talca paralizó temporalmente el procedimiento legal de remate de cuatro predios que forman parte de la zona agrícola y forestal de la ex Colonia Dignidad, en la precordillera de la comuna de Parral, como forma de pagar indemnizaciones a víctimas de delitos sexuales.

 

La resolución fue decretada en la mañana de ayer y comunicada por el secretario de la Corte, Gonzalo Pérez, al Juzgado de Letras de Parral. Allí se informa que, en el contexto de un recurso de apelación caratulado “Salvo con Inmobiliaria Bergneustadt Limitada”, se resolvió acoger diversas peticiones y se dictó “orden de no innovar”.

 

El procedimiento de remate fue decretado en enero pasado y se realizaría hoy, a las 11 de la mañana, en el tribunal parralino. Allí se pondrían a remate cuatro parcelas que suman cerca 3 mil 700 hectáreas, con un avaluó -determinado por un perito tasador designado por el mismo juzgado- de mil 566 millones 111 mil pesos.

 

VALORES POR PREDIO

Los dineros que se recauden están destinados al pago de las millonarias indemnizaciones económicas en favor de los menores víctimas de delitos de connotación sexual que perpetró durante años el fallecido líder de la Villa Baviera, Paul Schäfer, en complicidad con otros 16 condenados, esto es, jerarcas alemanes y ayudistas chilenos.

 

La tasación pericial detalla que la parcela número 13 está avaluada en 350 millones 949 mil pesos; la parcela siete en 525 millones 112 mil pesos; la parcela 15 en 323 millones 948 mil pesos; y la parcela 8 en 366 millones 102 mil pesos. El remate se encontraba debidamente publicado en medios de comunicación, como ordena la ley.

 

Al respecto, el abogado, Winfried Hempel, quien representa a la parte ejecutante, esto es, a las familias de los niños víctimas, restó dramatismo a la resolución de la Corte de Talca y explicó que, en definitiva, se trata de una suspensión temporal que permitirá resolver conflictos legales que también favorecerán a los demandantes.

 

TERCERÍA DE PRELACIÓN

Winfried Hempel explicó que “el Consejo de Defensa del Estado tiene un embargo trabado sobre los mismos bienes y, antes de rematar, habría que resolver en qué quedaría esa parte del litigio. Por este motivo, ellos presentaron una tercería de prelación y eso hay que resolverlo antes porque de no hacerlo, quedamos en un pie complicado”.

 

Añadió que esta complicación no afectaría el remate, sino el momento de la adjudicación de los predios. “El embargo sigue vigente y el remate también, pero se congela hasta que se resuelva la tercería, esto es, si vamos a estar nosotros y el Fisco o solo nosotros y los ejecutados. Está bien que se resuelva para evitar problemas”, dijo.

 

Otro dato relevante es que, en el contexto del recurso de apelación pendiente en la Corte de Talca, abogados de la parte ejecutada y recurrente también solicitaron decretar la “orden de no innovar”, por cuanto dichos litigantes apelaron de las bases del remate que determinó a principios de año el Juzgado de Letras de Parral.

 

INDEMNIZACIONES

 

El remate de los cuatro predios de la ex Colonia Dignidad responde al cumplimiento de la sentencia definitiva e inapelable decretada por la Corte Suprema el año 2013, donde se condenó a los 16 encubridores y cómplices de los delitos de Paul Schäfer, tanto en materia penal como civil, es decir, para indemnizar a las víctimas.

 

En materia civil, el exministro en visita, Hernán González, otorgó indemnizaciones a los demandantes, lo cual fue confirmado por la Corte Suprema. Así las empresas continuadoras de la ex Colonia Dignidad, deben pagar sumas cercanas a los 50 millones de pesos a cada una de las 16 víctimas y a sus familias, más intereses y reajustes.

Volver