Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
La víctima fue una bebé de apenas cinco meses

Corte de Talca ratificó condena a presidio perpetuo por parricidio

Máximo tribunal regional desestimó un recurso de nulidad presentado por la defensa particular de la acusada, Carolina Andrea Inostroza Ferrada, madre de la niña fallecida.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Julio 2018

TALCA.- “El supuesto defecto que se indica, carece de la entidad suficiente para estimar infringida las reglas de la sana crítica, habida consideración que del examen de la sentencia impugnada, se advierte que los jueces de fondo esgrimieron suficientes razones, tanto para acreditar los hechos que se tuvieron por probados, como, asimismo, la participación de autora directa que le cupo en ellos a la sentenciada”.
En estos términos, la segunda sala de la Corte de Apelaciones de Talca decidió rechazar un recurso de nulidad entablado por la defensa particular de Carolina Andrea Inostroza Ferrada, quien durante el mes de mayo pasado fue enjuiciada y declarada culpable por el grave delito de parricidio en el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Cauquenes.
Luego, los mismos jueces sentenciaron a la acusada a la pena máxima de presidio perpetuo simple, tal como lo exigió la fiscalía de Parral. El dictamen establece que los hechos ocurrieron el 18 de mayo del año 2017, en un domicilio de la Villa Pilar II, en la Calle Uno. Allí una bebé de apenas cinco meses –nacida el 10 de diciembre del 2016- fue objeto de un grave caso de maltrato infantil.

SACUDIDAS REITERADAS
Al respecto, a partir de los antecedentes probatorios expuestos por la fiscalía, los jueces orales concluyeron que la acusada, madre de la víctima, procedió a comprimir el cráneo de la menor con sus manos, provocando a la bebé un traumatismo encéfalo craneano, con fractura del mismo y un hematoma subdural que provocó su muerte.
Pero no fue lo único, porque la sentencia agrega que la misma mujer “procedió a sacudir reiterada y bruscamente a la menor, en especial, la zona de su cabeza, lo que provoco hemorragias retinianas del nervio óptico bilateral, hemorragia de la médula espinal cervical y la zona lumbar”. La sentencia condenatoria fue objeto de un recurso de nulidad entablado por el abogado, Mauricio González.
Los alegatos se realizaron en fecha reciente ante la Corte de Talca, con la participación del defensor particular y del fiscal jefe de Parral, Nelson Riquelme. Allí el abogado de la condenada argumentó dos causales de nulidad, esto es, una supuesta “errónea aplicación del derecho”; y en subsidio que el tribunal no se hubiera hecho cargo de toda la prueba expuesta al momento de emitir la sentencia.

Volver

Comentarios