Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil
Condenado por homicidio arriesga 10 años y un día de cárcel

Culpable por matar a víctima con una piedra en la cabeza

El brutal asesinato ocurrió el 20 de octubre del 2017 en el sector rural de El Trozo, esto es, en el kilómetro 20 de la ruta M-890 en Cauquenes

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 05 de Septiembre 2018

CAUQUENES/TALCA.- En fallo unánime, los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Cauquenes declararon culpable al imputado, Ítalo Manuel Gallardo Leal, de 21 años. como autor del delito de homicidio simple, cuya víctima fue un joven de 26 años, hecho ocurrido el 20 de octubre del año 2017 en el sector rural de El Trozo, en Cauquenes.


En la misma resolución, el tribuna absolvió al coimputado, José Gallardo Leal, padre del condenado, quien recuperó de inmediato su libertad, pues ambos se encontraban bajo la medida cautelar de prisión preventiva. La sentencia, donde el único condenado arriesga diez años y un día de cárcel, se conocerá el próximo sábado 8 de septiembre.


Lo más grave del caso criminal son las circunstancias del asesinato de la víctima, de nombre Max Ulises Suazo Hormazábal, padre de un hijo de apenas tres años. Ello por cuanto, según establece la sentencia, el día del crimen este joven de 26 años viajaba en bicicleta cuando pasó frente a la casa de Ítalo Gallardo, en el kilómetro 20 de la ruta M-890.

 

SIN CALIFICANTES
Al respecto, el veredicto establece -tomando en cuenta los antecedentes probatorios aportados por la fiscalía de Cauquenes ypor la parte querellante particular- que Max Suazo detuvo su marcha en dicho lugar, comenzando “una discusión y posterior pendencia con Gallardo Leal, durante la cual éste último agredió al primero usando un palo, con el cual lo golpeó en diferentes partes del cuerpo”.
Pero la cosas no terminaron allí, porque después el mismo imputado “tomó una piedra con la cual asestó un golpe en la cabeza de la víctima; y posteriormente, cuando Suazo Hormazabal se encontraba en el suelo, procedió a tomar -con las dos manos- otra piedra de grandes dimensiones, la que arrojó en dos oportunidades sobre la cabeza de Suazo Hormazabal”.


A pesar de ello, los jueces descartaron las circunstancias calificantes de alevosía, premeditación y ensañamiento. En este último punto, el tribunal estimó que “las agresiones parecen haber sido ocasionadas en un mismo momento, con continuidad, y con la única intención de producir el resultado perseguido, esto es, la muerte del sujeto pasivo. Así las cosas, no hay antecedentes que hagan concluir que las lesiones fueron ocasionadas con el objeto de provocar mayores padecimientos físicos a aquél, en forma previa a su deceso”.


Hernán Espinoza

Volver

Comentarios