Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Víctima quedó con parálisis por un balazo en la espalda

Culpables dos autores y una encubridora de asalto y baleo

Los dos hombres arriesgan presidio perpetuo y la mujer siete años de cárcel. La sentencia se conocerá el martes de la próxima semana

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 06 de Diciembre 2017

TALCA.- En resolución unánime, la primera sala del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Talca declaró, ayer, culpables a los tres acusados que se encontraban en juicio desde la semana pasada por un grave delito de robo con violencia calificado, hecho ocurrido el 11 de julio del año 2014 en un condominio ubicado tre Talca y Pencahue.
La víctima fue el ingeniero informático Cristian Dimarco, quien logró forcejear con uno de los antisociales que estaba amenazando a su madre, sin advertir que había un segundo antisocial que le disparó por la espalda. A raíz de la lesión, el joven profesional quedó con paralisis desde la cintura hasta los pies para toda su vida.
La fiscal Gabriela Vargas, con apoyo de dos brigadas especializadas de la PDI, llevó a juicio a dos hombres como autores materiales del delito, así como a una mujer como encubridora. Tras el veredicto, exigió presidio perpetuo simple para los dos primeros y siete años de cárcel efectiva para la coimputada.

DAÑO CAUSADO
Al respecto, la fiscal destacó ayer que la sanción responde a la magnitud del irreparable daño causado a la víctima, quien declaró ante el tribunal bajo especiales medidas de seguridad para evitar ser reconocido y objeto de posibles represalias, atendida la peligrosidad de los tres imputados.
“El estado en que quedó la víctima se debe al actuar imprudente e irracional de los acusados. La víctima cambió su vida completamente, debiendo dejar su trabajo por no tener sensibilidad en las piernas, impactando además a su entorno familiar”, dijo.
La fiscal agregó que uno de los imputados fue declarado culpable por un segundo delito, esta vez, de robo en lugar destinado a la habitación, ocurrido en una vivienda en Talca. Por este hecho, arriesga otros cinco años y un día de cárcel efectiva.

ALEGATOS DEFENSAS
Las defensas de los imputados estuvieron a cargo de los abogados, Rodrigo Chávez y Marcela Cameron, ambos de la Defensoría Penal Pública.
Tras el veredicto condenatorio por encubrimiento, la abogada Cameron solicitó reconocer a su representada las circusntancias atenuantes de colaboración e irreprochable conducta, aplicando una sanción de presidio menor, en grado medio, con pena sustitutiva de remisión condicional.
Por su parte, Rodrigo Chávez planteó rebajar la sanción a los dos condenados como autores desde presidio perpetuo simple a 10 años de cárcel y, para uno de ellos, de 5 años y un día por el segunto delito de robo en lugar destinado a la habitación.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios