Sábado, 16 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Tribunal oral los sentenció por homicidio calificado frustrado

Culpables pistoleros que “fusilaron” a joven utilizando a menor de edad como “carnada”

Jueces configuraron las circunstancias calificantes de alevosía y premeditación, descartando que la menor haya sido presionada. La víctima sobrevivió a pesar de recibir cinco balazos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 15 de Marzo 2017

TALCA.- El próximo viernes se conocerá la condena que recibirán dos peligrosos pistoleros y una menor de 15 años, luego que fueran declarados culpables por el Tribunal Oral de Talca como autores de un intrincado caso criminal, donde un joven fue engañado para salir de su hogar y ser literalmente “fusilado” en una plaza.

El caso criminal fue llevado a juicio por el fiscal, Ángel Ávila, quien tuvo como contraparte a dos abogados de la Defensoría Penal Pública. Entre los antecedentes probatorios se contó la declaración de la víctima y de detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI, así como peritos de la misma institución policial.

Luego de tres días de audiencias, los jueces establecieron -al igual como lo planteó el fiscal  en su acusación- que los hechos ocurrieron el 30 de agosto del año pasado, cuando una menor de edad contactó por la red social Facebook a Harby Sebastián Morales Escobar, de 18 años, para reunirse en las calles 20 Norte con 5 Oriente.

 

ENGAÑO

Lo que la víctima no sabía, según indica el fallo, era que la menor -con quien tenía una relación de amistad- había sido contactada por Juan Andrés Carvajal González y Luis Felipe Muñoz Cabezas, con quienes Harby Morales mantenía disputas. Así, dicho joven llegó al lugar del encuentro, a las 01.00 horas de la madrugada.

Allí era esperado por los imputados, quienes habían llegado en un automóvil, vistiendo polerones con cuyas capuchas se tapaban la cara, además de ocultar sus manos en los bolsillos. De esta forma, sorprendieron a Harby Morales totalmente desprevenido, comenzando a dispararle hasta que la víctima cayó al suelo.

Pero la agresión no terminó allí, porque el fallo precisa que los detenidos rodearon a su víctima y le siguieron disparando, recibiendo Harby Morales un total de cinco heridas de proyectil balístico: dos en la pierna derecha, una en la pierna izquierda, otro en la zona abdominal y otra en la zona pre auricular izquierda, de carácter vital.

 

CALIFICANTES

La sentencia añade que la víctima sobrevivió porque recibió atención médica oportuna en el Hospital de Talca. A las pocas horas se configuró el segundo delito, ya que cuando la PDI registró la casa de Juan Carvajal, dicho imputado arrojó un arma de fuego a un sitio eriazo, mientras en el domicilio municiones balísticas.

Los jueces también acogieron las calificantes esgrimidas por la fiscalía, esto es, premeditación y alevosía, la última de ellas, por crear las condiciones para procurar la muerte de la víctima y actuar sobre seguro. El tribunal desestimó la posición de la defensa, en cuanto a que se trataba solo de un delito de lesiones graves.

De esta forma, los imputados tendrán que acudir el próximo viernes a la lectura de sentencia, bajo resguardo de Gendarmería, donde recién en ese momento se abre un plazo legal para que sus defensas presenten recursos de nulidad. La sanción penal la decretará el tribunal, pero no se descarta que sea de presidio efectivo.

 

Hernán Espinoza

  Menor coautora

 

Respecto a la participación de la menor de edad, el tribunal concluyó que estuvo “concertada” para ejecutar el delito, proporcionando “los medios necesarios para que se llevara a cabo, al concertar un encuentro con el ofendido -quien la consideraba una amiga- en el lugar donde sabía que sería agredido con armas de fuego”.

“Se ha descartado la versión dada por la adolescente, en cuanto a que habría sido presionada para hacerlo, pues ello no encuentra sustento alguno en la prueba y atenta a las reglas de la lógica y máximas de la experiencia, dada la relación sentimental que la unía a Carvajal González y  a su conducta anterior y posterior”, agrega el fallo.

  Intención homicida

 

Para configurar las agravantes, los jueces tuvieron en cuenta en su veredicto que luego de disparar a muy corta distancia sobre la víctima, aunque luego los imputados le siguieron disparando en el suelo, quien hubiera fallecido “de no mediar socorros médicos oportunos y eficientes, le hubieran ocasionado la muerte”.

“El dolo homicida se deduce de los elementos utilizados para agredir al ofendido -armas de fuego-; de la proximidad desde la que dispararon y especialmente, de las zonas del cuerpo que fueron afectadas, especialmente, la zona pre auricular izquierda -fracturándose el cráneo- y el abdomen, donde se encuentran órganos de gran importancia”, añade.

También precisa que la “intención homicida” de los hechores se vio frustrada por causas independientes a su voluntad, pues “no consiguieron el resultado de muerte pretendido”, por cuanto el afectado ingresó con riesgo vital, al Hospital Regional de Talca, donde recibió atención eficaz, lo que evitó su muerte.

Volver

Comentarios