Sábado, 16 de Febrero de 2019

Calidad del aire

A cambio de no fiscalizar medida cautelar de arresto nocturno

De baja sargento primero de Carabineros que recibía soborno de imputado por tráfico

Fiscalía finalmente llevó a la justicia a seis imputados que fueron detenidos por el OS-7 en una indagatoria por narcotráfico y cohecho. Entre ellos se cuenta a jefe de obras de la municipalidad de Talca

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Octubre 2016

TALCA.- “Producto de la investigación que lleva a cabo la fiscalía y el OS-7, Carabineros ha adoptado licenciar de las filas institucionales a este funcionario, a la espera de la resolución final del sumario administrativo que sigue en curso y lo que digan los tribunales. El funcionario es de dotación de la Región Metropolitana”.

Con estas palabras, el teniente coronel, Álvaro Illanes, subprefecto de Talca, anunció ayer la baja del sargento primero, Miguel Ángel Mardones Caamaño, quien registra domicilio en San Javier y que por largo tiempo se desempeñó en la Tenencia Carlos Trupp de Talca, pero hace dos meses había sido trasladado a Santiago.

Todo ello como consecuencia de una investigación por tráfico de drogas y cohecho de la fiscalía de Talca y el OS-7 de Carabineros. En la tarde del miércoles, los policías antidrogas y el fiscal, Francisco Soto, llevaron a cabo la detención de seis imputados -entre ellos el ahora ex sargento primero- y numerosos allanamientos.

 

RED DE TRÁFICO

Todo el grupo fue llevado ayer a audiencia de control de detención en el Juzgado de Garantía de Talca. Allí el fiscal Soto sostuvo que la investigación comenzó en mayo del presente año, a través de interceptaciones telefónicas y seguimientos, en razón de antecedentes que manejaba el OS-7 de Carabineros.

“Víctor Ricardo Díaz Aguilera, que mantiene causas pendientes por tráfico de drogas y trabaja como funcionario en la municipalidad de Talca, además sujeto a medidas cautelares, estaba realizando ventas de drogas en dependencias de dicha institución, tanto a adictos que acudían a comprar como al interior de los recintos”, dijo.

El fiscal destaco que, para estos efectos, Díaz Aguilera “contaba con el conocimiento y ayuda de su jefe, Miguel Ángel Pincheira Ortega, quien es el encargado de obras de la municipalidad de Talca, específicamente, respecto a la construcción de viviendas sociales y reparaciones de centros comunitarios de esta ciudad”.

 

INFORMACIÓN FALSA

El fiscal sostuvo que Díaz Aguilera utilizaba “soldados” que enviaba cada semana a Santiago para comprar cargamentos de drogas que luego vendían en los recintos municipales. Se trata de los hermanos, Franco Arnoldo y Piero Yovani Atencio Valenzuela, así como la conviviente de éste último, Mary Luz Valenzuela Faúndez.

“También se tomó conocimiento con las interceptaciones telefónicas que el funcionario de la Tenencia Carlos Trupp de Carabineros de Talca, Miguel Mardones Caamaño, habría tenido un contacto y relación de amistad con Díaz Aguilera, por lo cual, informaba falsamente el cumplimiento de arrestos domiciliarios”, dijo.

Francisco Soto destacó que no se trataba sólo de favores, sino que Díaz Aguilera pagaba sobornos a Mardones Caamaño, consistentes en “materiales de construcción que eran sustraídos desde las bodegas municipales y que el carabinero destinaba a sus fines personales, con el conocimiento de Pincheira Ortega”.

 

DECOMISO DE DROGAS

En términos prácticos, el OS-7 de Carabineros detuvo primero a Díaz Aguilera cuando viajaba desde Santiago a Talca, acompañado por Arnoldo Atencio Valenzuela, quienes transportaban dos cargamentos de 250 gramos de clorhidrato de cocaína y otros 250 gramos de marihuana paraguaya prensada, lista para su dosificación.

A ello se añadió la incautación de materiales de construcción de propiedad de la municipalidad de Talca que estaban en manos del carabinero. En total, se allanaron seis inmuebles, incluyendo dos bodegas municipales y la Tenencia Carlos Trupp de Carabineros, donde se retiraron los libros de registros de medidas cautelares.

El fiscal solicitó ampliar la detención de los seis imputados hasta el próximo martes, pero la jueza, Isabel Salas, del Juzgado de Garantía de Talca, sólo aceptó una ampliación por 24 horas. Así todo el grupo quedó temporalmente en la cárcel hasta que hoy se realice la audiencia de formalización de la investigación.

 

  Investigación sumaria

El alcalde de Talca, Juan Castro, sostuvo que “hemos sido categóricos que cada persona que trabaja en la municipalidad y comete una falta debe responder ante la justicia. Obviamente que se generó una investigación sumaria. No teníamos conocimiento que personas que trabajan en la municipalidad estaban traficando drogas”.

Volver