Martes, 16 de Julio de 2019
Arriesga 13 años de cárcel

Declaran culpable a imputado que mató a su propio hermano

Jueces de la segunda sala del Tribunal Oral de Talca acogieron la acusación de la fiscalía. La sentencia se conocerá la próxima semana

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 20 de Octubre 2018

TALCA.- En fallo unánime, los jueces de la segudna sala del Tribunal Oral en lo Penal de Talca, anunciaron ayer veredicto condenatorio en contra del imputado, Sergio Andrés Carreño Montecino, sindicado por la fiscalía como autor del grave delito de homicidio de su propio hermano, hecho por el cual arriesga una condena de 13 años de cárcel.


Según establece el dictamen judicial y, tal como lo indicó la fiscalía en su acusación, los hechos se remontan al 6 de enero del presente año, en horas de la tarde. En dicho contexto se reunieron tres hermanos para compartir bebidas alcohólicas, utilizando para ello una vivienda ubicada ubicada en la Población Santa Isabel, en el sector rural de Mercedes, en la comuna de Río Claro.
Se trata de Pedro Vidal, Luis Eduardo y Sergio Andrés, todos de apellidos CArreño Montecino. Durante la convivencia y ya pasada la medianoche, se registró una discusión entre Pedro Vidal y Sergio Andrés. La discusión terminó cuando este último joven tomó un arma cortante del tipo cortapluma, con la cual apuñaló en el pecho a su oponente. La lesión alcanzó tal magnitud que la víctima sufrió una herida penetrante cardiaca que, a pesar de que fue trasladado de urgencia al consultorio local, igualmente falleció.

 

¿LEGÍTIMA DEFENSA?
En el veredicto, los jueces establecen que “se ha acreditado la participación culpable del imputado, toda vez que actuó de una manera inmediata y directa”. Añaden que “la intensión de matar se desprende de la utilización de un arma cortante con la forma certera en que se produjo el ataque y la fuerza utilizada, dirigida a una zona vital, como es el corazón”.


A la vez, el tribuna desestimó el planteamiento de la Defensoría Penal Pública, en cuanto a que el imputado habría actuado con la supuesta eximente de legítima defensa. Ello por estimar que “no concurren las circunstancias”, entre ellas, que haya existido una agresión ilegítima previa al ataque contra la víctima. “El imputado no sufrió ninguna agresión por parte del occiso”, indican. También descartaron una eximente incompleta de un supuesto trastorno mental.
En su alegato final, el fiscal, José Alcaino, solicitó aplicar al imputado una pena de 13 años de cárcel, tal como lo indica la acusación que elaboró el fiscal, Ángel Ávila, quien también tuvo a su cargo la investigación. La sentencia se conocerá el miércoles próximo en audiencia pública, cuya redacción está a cargo de la jueza, Constanza Sutter.

 

Hernán Espinoza

Volver