Domingo, 27 de Mayo de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Nueva arista en investigación contra la banda de “El Bresler”

Decretan “retiro temporal” de capitán de Carabineros por no denunciar secuestro de motorista policial

Se trata de Carlos Fernández, quien cumplía labores de mando en la Cuarta Comisaría de Talca y fue reasignado a la Prefectura. Los hechos fueron denunciados a la fiscalía militar por tratarse de un incumplimiento de deberes militares

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Junio 2016

TALCA.- Una drástica determinación anunció ayer el jefe de operaciones de la Séptima Zona Maule de Carabineros, coronel Jean Thibaut, luego que se hicieran públicos nuevos antecedentes que involucraban al capitán, Carlos Fernández, de la Cuarta Comisaría de Talca, con un bullado caso de secuestro de un motorista policial.

Se trata de la medida de retiro temporal que afecta desde fecha reciente al capitán Fernández y que, en términos prácticos, significa que perdió su mando operativo como subcomisario de los servicios, siendo reasignado a labores administrativas en la Prefectura de Carabineros de Talca, mientras termina un sumario interno.

Dicha investigación está a cargo de la Fiscalía Administrativa de la misma Prefectura de Carabineros. Pero no es lo único, porque tanto la fiscalía de Talca como la propia Séptima Zona de Carabineros denunciaron los hechos que involucran al capitán Fernández a la fiscalía militar, bajo la figura de incumplimiento de deberes militares.

 

 “ES UNA

FALTA GRAVE”

Al respecto, el coronel Thibaut explicó ayer que el motivo para alejar de sus labores al capitán Fernández es que “un oficial debió haber hecho la denuncia de lo que le ocurrió al cabo primero de Carabineros que fue víctima del secuestro. El capitán omitió esa denuncia y es lo que hemos denunciado a la fiscalía militar”.

“No me quiero referir a mayores antecedentes para no interferir en la investigación. Los antecedentes preliminares dicen que habría un conocimiento previo de las personas involucradas en el secuestro con el capitán. Es una falta grave y arriesga desde una sanción menor hasta la separación del servicio”, dijo.

El coronel Thibaut sostuvo también que “cuando cualquier ciudadano que cumple funciones se desapega de su rol, uno puede hablar que habría corrupción y en este caso podría ser. Lo que se investiga es la omisión de un hecho que tendría carácter de delito y que corresponde al secuestro, lo que hay que establecerlo”.

 

“RECONOCE SU PARTICIPACIÓN”

El jefe policial subrayó también que el sumario administrativo se podría prolongar por un plazo mayor a los 10 días hábiles que se fijaron en un primer momento. “Con estos nuevos antecedentes hay que tomar declaraciones y existen personas que no están autorizadas para ello, por lo cual, puede durar un poco más”, dijo.

“El capitán declaró en la fiscalía como imputado. Es un hecho impropio que está fuera de toda norma ética, fuera de la ley y del reglamento. Pero hay un debido proceso que debe establecer el grado de responsabilidad del oficial. El capitán reconoce su participación, pero el grado lo tiene que establecer la investigación”, añadió.

Al respecto, cabe recordar que los tres imputados por el secuestro del motorista policial son José Díaz Espinoza, alias “El Bresler” y jefe de una peligrosa banda de narcotraficantes, junto con su pareja, Karina Viñals, y el hijo de ambos, Benjamín Díaz. De ellos, José Díaz y su hijo permanecen a la fecha en prisión preventiva.

 

 

Incompetencia

El vocero de la Fiscalía Regional, Rodrigo Peña, anunció ayer que en la investigación por tráfico de drogas y secuestro de un motorista policial, se determinó “la existencia de delitos de carácter militar. En virtud de ello, la fiscalía de Talca decretó su incompetencia y se enviarán esos antecedentes a la fiscalía militar de Talca”.

“Estamos hablando de dos funcionarios de Carabineros involucrados, mayores antecedentes no podemos entregar. El carácter o no del delito de incumplimiento será determinado por la fiscalía militar. Lo que ocurrió es que al verse involucrados funcionarios policiales tenemos que declararnos incompetentes”, subrayó.

Imputado no formalizado

Fue hace pocos días cuando el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, citó a declarar al capitán, Carlos Fernández, quien concurrió en compañía del jefe de la Cuarta Comisaría de Talca, mayor Patricio Faunes. En la ocasión, según confirmaron fuentes calificadas, el fiscal notificó a Fernández que tenía calidad de imputado no formalizado.

Ello por cuanto en la investigación por el secuestro del cabo primero, Guillermo López, a cargo de la PDI de Talca, se detectaron escuchas telefónicas entre Karina Viñals y José Díaz con el capitán, Carlos Fernández. Una de ellas habría ocurrido cuando el cabo López detectó a Benjamín Díaz conduciendo sin licencia.

Pero la segunda vez fue la más grave, ya que José Díaz le habría relatado al capitán Fernández los detalles del secuestro y la golpiza al cabo López por un supuesto acoso a Karina Viñals, pero el jefe policial omitió realizar la denuncia obligatoria. A todo ello se suman otros contactos personales o telefónicos con los imputados.

Volver

Comentarios