Miércoles, 17 de Julio de 2019
Tarde de domingo se transformó en pesadilla

Delincuentes atacaron a joven sordo y violaron a su pareja en el río Lontué

Ambas víctimas con discapacidad auditiva “se bañaban” en popular afluente, cuando fueron sorprendidos por un par de hampones. Uno de los sujetos huyó con las especies de los jóvenes, mientras que el otro se quedó para violentar sexualmente a la mujer.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Enero 2019

CURICÓ.- Lo que parecía una tarde de baño y esparcimiento en el río Lontué terminó por transformarse en una jornada de horror para una pareja de jóvenes, ambos sordos, quienes fueron atacados por un par de delincuentes que no solo los golpearon y arrebataron las especies que portaban, sino que –además- uno de los hampones violó a la joven mujer, para luego darse ambos a la fuga.


El grave ataque se produjo en la tarde del domingo en una de las riberas del afluente, perteneciente a la comuna de Molina, donde un joven de 22 años junto a su pareja, de 19 años, esperaban pasar una buena jornada disfrutando las refrescantes aguas de ese popular río. De hecho, acudieron con enseres propios para el baño y habían elegido un lugar tranquilo en el cual escapar de las altas temperaturas.

 

A MEDIA TARDE
Fue entre las 17:00 y las 17:30 horas que esta tranquilidad fue rota abruptamente por dos sujetos, con edades que pudieran fluctuar entre los 20 y 22 años de edad. Uno de los individuos se encontraba premunido de un palo, con el cual, ambos hampones amenazaron a la pareja y los obligaron a entregar sus especies de valor, como el escaso dinero que portaba, además de sus documentos personales y teléfonos celulares.


No contentos con apoderarse de las pertenencias de las jóvenes víctimas, uno de los individuos golpeó con el madero al varón, quien resultó con lesiones y quedó seminconsciente, para luego el agresor darse a la fuga del lugar. Su compañero decidió quedarse en el sitio y con suma violencia, atacó sexualmente a la joven mujer. Así lo confirmó ayer la fiscal que lleva adelante la investigación, Carmen Gloria Manríquez.


“Las personas estaban bañándose en la ribera del rio Lontué, momento en que dos sujetos procedieron a agredir físicamente a ambos, especialmente, a uno de ellos; con un palo agredió al hombre, por lo que perdió un poco la conciencia, lo que fue aprovechado para sustraerle las especies. Luego, uno de los sujetos se da a la fuga, no así el otro, que procedió a agredir sexualmente a la mujer”, especificó la persecutora.
Añadió que, posteriormente, los jóvenes -ambos con discapacidad auditiva y vocal- tras salir del shock logran pedir auxilio en una Tenencia de Carabineros, desde donde se dio cuenta del hecho a la fiscal. Así se instruyó que las víctimas fueran derivadas al Servicio de Alta Resolutividad (SAR) del sector Aguas Negras de Curicó, para la constatación de lesiones.

 

LENGUAJE DE SEÑAS
La fiscal explico que “al momento que Carabineros toma la denuncia, no había personas que tuvieran conocimiento del lenguaje de señas, por lo que inicialmente el caso ingresa como robo con violencia, por lo que di instrucciones que en el SAR se constataran las lesiones. Fue ahí donde la doctora le escribe algunas preguntas y la niña logra decirle que habría sido agredida sexualmente”.
Con estos antecedentes y constatada la violación, la fiscal se entrevistó con la joven mujer e instruye que la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI de Curicó desarrollara una “Operación Rastrillo” en el sitio del suceso y en la ribera del rio, con la finalidad de ubicar huellas, restos biológicos o parte de los elementos robados.

 

Mauricio Poblete

Volver