Martes, 13 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Con alimentos para cerca de 98 niños

Delincuentes se llevaron hasta el refrigerador de un jardín

Grave delito obligó a cerrar el recinto educacional “Entretenido” por dos días, mientras la Junji redestina fondos para reparar los daños y así poder atender a los menores

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Julio 2016

TALCA.- “Ahora fue peor que otras veces, porque nos llevaron todos los alimentos que teníamos para los niños, lo que antes no tocaban. Y nos afectó mucho, porque no pudimos atender a nuestros estudiantes. Se llevaron un refrigerador, una congeladora y un contenedor para mantener calientes las mamaderas”.

Con estas palabras, Marcela Fernández, encargada del jardín infantil “Entretenido”, dependiente de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), describió los graves daños y el negativo impacto que causó un robo en el recinto educacional, ubicado en calle 10 Oriente, entre 18 y 19 Norte, en el barrio norte de Talca.

Los graves hechos -el primer robo ocurrido en este año, pero el noveno desde que funciona el jardín- quedaron al descubierto a primera hora de ayer, obligando a que las educadoras devolvieran a sus casas a los 98 niños que se educan y reciben sus comidas. El recinto estatal solo abrirá sus puertas el próximo miércoles.

 

INVESTIGACIÓN

Marcela Fernández explicó que el jardín cuenta con una alarma, pero que los ladrones habían desconectado la electricidad. Añadió que existen factores evidentes de riesgo, ya que el recinto colinda con un canal y un sitio eriazo. Por ello, hizo un llamado a la comunidad del sector para colaborar en la seguridad.

Al respecto, el sargento segundo Alejandro Chamorro, de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca, explicó que por orden de la fiscalía local las pesquisas quedaron en manos de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de dicha unidad policial. Los agentes inspeccionaron de inmediato todo el sector.

Así se descubrió que una pandereta que colinda con el sitio eriazo había sido forzada por los delincuentes, lugar donde quedaron en el suelo algunas especies, incluso mamaderas, lo cual demuestra que fue el punto de acceso y salida de los ladrones. Según el personal del jardín, las pérdidas están avaluadas en cinco millones de pesos.

 

Hernán Espinoza

 

Volver

Comentarios