Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
PDI decomisó un kilo 400 gramos de la droga

Detenida banda que traficaba cocaína en locales nocturnos

Fiscalía sindicó al grupo criminal como una asociación ilícita, explicando que el jefe utilizaba como “segundo hombre” a un sujeto que administraba pubs y discotecas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 23 de Agosto 2018

TALCA.- Por el delito de asociación ilícita para el tráfico de drogas fueron formalizados ayer seis sujetos adultos detenidos por detectives antinrcóticos de la PDI de Talca, entre la noche del lunes y madrugada del martes pasado, luego del registro a inmuebles ubicados en los sectores oriente, norte y centro de esta ciudad.


El grupo era seguido desde hace cinco meses por la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado, junto a la fiscalía local. Así lo confirmó el jefe de esta unidad policial, comisario René Isla, quien agregó que la banda se especializaba en traficar clorhidrato de cocaína a clientes de locales nocturnos.


Como resultado del registro a las casas de los imputados, se decomisó un total de un kilo 400 gramos de esta peligrosa droga, ya sea dosificada y en forma de “tejos”, esto es, luego de ser prensada para facilitar su ocultamiento y transporte clandestino.
Pero no fue lo único, porque tambien se incautaron cuatro millones de pesos atribuidos a ganancias ilícitas. Ante el Juzgado de Garantía de Talca, la fiscalía sindicó como supuesto líder del grupo al imputado, Ángel Gálvez Véliz, quien compraba la droga y coordinaba su distribución.

 

FISCALÍA Y DEFENSAS
Según la fiscalía, el “segundo hombre” era Héctor Herrera Rosas, quien trabaja desde hace años administrando locales nocturnos y botillerías en Talca. El tercero en esta línea de mando sería Pablo Torres, a quien la fiscalía atribuye el importante rol de cobrar los dineros a los distribuidores.
La fiscalía agregó que Luis Gaete y Daniel Osses tendrían la responsabilidad de realizar ventas de cocaína y acopiar la droga en sus domicilios, utilizando un jeep modelo Grand Cherokee que les facilitaba Ángel Gálvez. En cuanto al sexto detenido, Francisco Prieto Herrera, la fiscalía lo sindicó únicamente por tráfico de drogas.


En contraparte, las defensas particulares de los imputados cuestionaron los cargos criminales. En el caso de Francisco Prieto, su abogado, Mauricio González, afirmó que a esta persona se le decomisó una pequeña cantidad de droga, que no tiene antecedentes penales y que su única culpa es vivir en una propiedad junto a otro de los coimputados, con quien tiene parentesco.
Por su parte, el abogado, Luis Sepúlveda, defensor privado de los otros cinco imputados, sostuvo que ninguno de ellos es un peligro para la sociedad. Añadió que a Pablo Torres no se le decomisó drogas y, en cuanto a los restantes, que algunos tienen condenas prescritas. Así planteó que si bien el delito formalizado es grave, igualmente pueden acceder a beneficios al momento de una posible condena, por lo cual, solicitó que se aplicaran medidas cuatelares de menor intensidad.


Hernán Espinoza

Volver

Comentarios