Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
Justicia decretó prisión preventiva en la cárcel de Talca

Detenido atacó sexualmente a víctima que sufre grave deficiencia física y mental

Imputado cometió un homicidio el año 1985. Su encuentro con la joven de 20 años ocurrió en la plaza Arturo Prat, en Talca, donde ella llegó escapando desde Santiago

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Marzo 2016

TALCA.- “Esto le pudo suceder a cualquier persona que pudo haber caído en las manos de este sujeto. Imagínese que había cumplido condena por un homicidio. Yo creo que gracias a Dios y las oraciones de mi familia por mi hermana, que ella se salvó. Este hombre la pudo haber matado, porque ella es altamente vulnerable”.

Con estas palabras reaccionó ayer Priscila, hermana mayor de una joven de 20 años que sufre un severo déficit físico y mental debido al síndrome de “Prader Willi”, luego de conocer que el sujeto que sometió a dicha víctima a aberrantes actos sexuales quedó en prisión preventiva por orden del Juzgado de Garantía de Talca.

El detenido es Juan Carlos Cárdenas Córdova, de 59 años, quien registra una condena por el delito de homicidio cumplida el año 1985, así como otras sanciones por delitos menores. Ahora fue imputado por violación, con la agravante de aprovecharse que la víctima sufre de evidentes carencias en la comprensión del medio social.

 

PRESUNTA DESGRACIA

El comisario, Ricardo Díaz, subjefe de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones (PDI) de Talca, explicó que los hechos se remontan al 22 de marzo pasado, cuando una familia domiciliada en la comuna de La Florida, en Santiago, presentó denuncia por presunta desgracia de su hija menor.

Los parientes de la niña difundieron el caso en redes sociales, en especial, en Facebook. Así el domingo pasado una persona los contactó desde Talca y les dijo que había visto a la niña extraviada. Los familiares viajaron hasta la capital regional del Maule y se reencontraron con la joven en la Tenencia Talca Oriente de Carabineros.

La víctima relató de inmediato que había sido objeto de atentados sexuales: el primero en el terminal de buses de Santiago y un segundo en la ciudad de Talca, en manos de un sujeto adulto. Añadió que ella había llegado hasta la plaza Arturo Prat, donde el imputado la engañó con que la ayudaría y la llevó hasta una propiedad cercana.

 

A LA JUSTICIA

La propia joven, a pesar de su condición mental, llevó a los carabineros hasta una residencial cerca del terminal de buses. La Fiscalía traspasó el caso criminal a la PDI y los detectives entrevistaron a la dueña de la casa, quien confirmó haberle reclamado a uno de sus residentes porque llegó con la niña hasta la vivienda.

El imputado también declaró ante los detectives, en forma voluntaria, confesando una relación sexual con la joven, pero consentida, añadiendo que no puede tener erecciones debido a que sufre diabetes. La víctima, por su parte, dijo que el sujeto le quitó la ropa, la hizo bañarse y después abusó de ella durante toda la noche.

El juez, Víctor Rojas, del Juzgado de Garantía de Talca, escuchó los antecedentes vertidos por el fiscal, Ángel Ávila, así como la versión de la abogada, Marcela Cameron, de la Defensoría Penal Pública. Luego decretó la prisión preventiva y envió al imputado a la cárcel de esta ciudad, con plazo de investigación de tres meses.

Hernán Espinoza

Versión de la defensa

La abogada, Marcela Cameron, de la Defensoría Penal Pública, cuestionó los cargos criminales por violación contra Juan Carlos Cárdenas. Para ello, sostuvo que el detenido no conocía la situación de vulnerabilidad de la joven, añadiendo que la víctima nunca estuvo encerrada y que el detenido declaró voluntariamente ante la PDI.

 

Volver

Comentarios