Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Fue imputado por parricidio en grado de frustrado

Detenido joven que apuñaló y casi mató a su propio padre

Sebastián Gajardo Sepúlveda dijo a su favor que supuestamente sufre esquizofrenia, pero su defensa no presentó ningún documento médico al Juzgado de Garantía

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 17 de Abril 2016

TALCA.- En prisión preventiva, en la cárcel de Talca, quedó ayer Sebastián Gajardo Sepúlveda, de 21 años, luego que fuera detenido por detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de esta ciudad, y sindicado por la fiscalía local como autor de un grave delito de parricidio en grado de frustrado.

Al respecto, el subcomisario de la BH, Pablo Gangas, explicó que los hechos quedaron al descubierto a las 03.55 horas de ayer, cuando los detectives de dicha unidad especializada se constituyeron en el Hospital Regional de Talca, para verificar la condición de salud de Eduardo Gajardo Grasso, de 59 años.

La víctima presentaba heridas cortantes de carácter grave, pero sin riesgo vital. “En primera instancia, el mismo hijo de la víctima atribuyó la agresión a un asalto, pero las evidencias descubiertas en el sitio del suceso establecieron su participación en las lesiones, sumado a que el imputado reconoció los hechos”, dijo Gangas.

 

SUPUESTA DEPRESIÓN

El subcomisario Gangas subrayó que “esto se aclaró por las pruebas que se ubicaron en el sitio del suceso, ya que no existía evidencia del registro del domicilio de la víctima por terceras personas. Más bien se trataba en una pendencia entre dos personas. Así se establece su responsabilidad además por su propio testimonio”.

En su declaración ante los policías, el detenido afirmó sufrir depresión por esquizofrenia, pero dijo no tener tratamiento médico permanente. Al respecto, el fiscal, José Luis González, explicó que la defensa del imputado no presentó ningún antecedente relativo a dicha enfermedad en la audiencia en el Juzgado de Garantía.

Así el fiscal González presentó cargos criminales por parricidio, en grado de frustrado, exigiendo la prisión preventiva, atendida la gravedad de la pena asignada al delito. La jueza, Marta Asiaín, envió al imputado a la cárcel, bajo custodia de personal de Gendarmería, y fijó el plazo de cierre de la investigación en tres meses.

Hernán Espinoza

 

Volver

Comentarios