Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Fue formalizado por robo con intimidación

“El Rucio” quedó en prisión por exigir dinero bajo amenazas

La denunciante fue una mujer que salió desde un restaurante en calle 6 Oriente. Cuando solo le dio monedas al imputado, él se ofuscó y la zamarreó pidiéndole “billetes”

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Octubre 2017

TALCA.- “Si no me das plata te voy a quebrar el vidrio del auto”, fue la amenaza que Juan Pablo Garrido Santelices, apodado “El Rucio”, formuló a una mujer cuando caminaba a su vehículo en la calle 6 Oriente, entre 1 Sur y 1 Norte, donde esta persona -de 21 años- se instala a diario a pedir dinero a peatones y automovilistas.

Se trata de una persona muy conocida en Talca, no solo porque es parte del ambiente que se vive en esa céntrica calle, sino también debido a que su actuar genera polémica: muchos interpretan sus maneras bruscas y violentas de solicitar ayuda económica como una exigencia o intimidación, especialmente, contra las mujeres.

Y ese fue el caso que ocurrió en la noche del jueves en la calle 6 Oriente. Cerca de las 23.00 horas, una joven salió de un restaurante junto a una amiga, pero apenas ambas pisaron la calle, fueron seguidas por “El Rucio” que les pedía dinero. La víctima relató a los carabineros que el imputado las acompañó hasta su auto.

 

MIL PESOS EN

MONEDAS

La versión de la afectada, respaldada por la declaración de su amiga y testigo de los hechos, es que el imputado fue subiendo el tono de voz y su agresividad para exigir dinero, a tal punto que ella primero le entregó mil pesos en monedas. Pero eso pareció ofuscar más al imputado que, a viva voz, pedía que le dieran “billetes”.

La joven sacó otros 500 pesos en monedas, pero eso tampoco calmó a este sujeto, quien la tomó de las manos y la zamarreó fuertemente, señalando que si no le daba lo que quería, entonces le quebraría los vidrios del automóvil. Así ella metió la mano a su cartera, sacó un billete de mil pesos y se lo entregó al imputado.

“El Rucio” la siguió insultando y se comenzó a alejar de a poco, hasta que la misma víctima llamó al teléfono 133 de emergencias policiales. Al minuto llegó  un motorista de Carabineros que detuvo al imputado y, al registrar sus ropas, descubrió que todavía portaba el dinero que le había entregado la denunciante.

PRONTUARIO

 DELICTUAL

Con estos antecedentes, el fiscal, José Luis González, presentó cargos criminales por robo con intimidación en contra de Juan Pablo Garrido, exigiendo la medida cautelar de prisión preventiva. Ello en razón de la gravedad del delito y, además, que el imputado registra un abultado prontuario policial.

Entre ellos se cuentan daños a la propiedad privada, porte de arma cortante y amenazas, este último, fechado el enero del presente año. En contraparte, la abogada Yelika Ibarra, de la Defensoría Penal Pública, manifestó que la única motivación del imputado para pedir dinero en la calle es ganarse la vida y consumir drogas.

Subrayó que no existe ánimo intimidatorio en su actuar y que la Defensoría realizará un peritaje psiquiátrico al detenido, con la finalidad de evaluar su condición de salud mental. El juez, Roberto García Gil, del Juzgado de Garantía de Talca, decretó la prisión preventiva y fijó el plazo de cierre de la investigación en 60 días.

 

  Tratamiento frustrado

 En fecha reciente, el Servicio de Salud del Maule en coordinación con Senda, la Gobernación de Talca y Carabineros, lograron que Juan Pablo Garrido fuera ingresado al servicio de psiquiatría del hospital regional y que saliera de la calle. Pero el tratamiento no prosperó o bien esta persona no fue adherente a las atenciones de salud, porque volvió al mismo lugar que antes con su mismo comportamiento.

 

Hernán Espinoza

 

Volver

Comentarios