Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Se debéran invertir otros 190 millones de pesos

En noviembre próximo partirá nuevo centro cerrado para menores infractores

Juan José Ossa, subsecretario de Justicia, visitó ayer el proyecto -totalmente terminado- en la ruta que une Talca con San Clemente y que lleva dos años sin ocupar, generando gastos de mantención

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Septiembre 2018

TALCA.- “Hemos recorrido este complejo que ha sufrido retrasos muy relevantes en su entrega, lo cual no es un misterio para nadie. Le hemos puesto a las autoridades sectoriales un plazo perentorio para que los niños, niñas y adolescentes, lleguen a partir de noviembre próximo. Lo que necesitamos es sacar adelante luego este edificio”.


En estos términos, el subsecretario de Justicia, Juan José Ossa, anunció ayer que en dos meses más debiera comenzar a funcionar el nuevo Centro de Internación Provisoria (CIP-CRC) que se construyó en la ruta entre Talca y San Clemente, con una inversión que bordeó los seis mil 900 millones de pesos. La construcción estuvo a cargo de la empresa Ingetal y fue supervisada por el Ministerio de Obras Públicas (MOP).


Sin embargo, luego de la entrega al mandante, esto es, al Servicio Nacional de Menores (Sename), en enero del año 2016, el edificio no ha sido ocupado por internos menores de edad y tampoco por Gendarmería. El proyecto tiene capacidad para 72 internos y cuenta con un área cerrada de celdas y línea de fuego, además de enfermería, gimnasio, talleres y salas de clases para los menores.
En cuanto a su habilitación definitiva, el Seremi de Justicia, Germán Verdugo, explicó que “estamos licitando mejores en el edificio por 190 millones de pesos, que es lo que vamos a invertir con fondos sectoriales. Esperamos tener todo listo a fin es de octubre y, a partir de noviembre, comenzar el traslado. También que las empresas cumplan con los plazos”.


“Faltaban cosas menores entre ellas, gestión para llegar a acuerdos con los servicios públicos que van a funcionar en el centro. Entre ellos, faltaba un espacio mayor para Gendarmería. Pero se tomaron decisiones, transformando salas de estar en dormitorios, además de habilitar dos conteiners. También se está elaborando un proyecto definitivo de tercer piso para dormitorios de gendarmes”, añadió.
El subsecretario y el Seremi destacaron que, una vez que comience el nuevo centro cerrado, se trasladará a las mujeres del Centro Penitenciario Femenino (CPF) al actual centro de menores ubicado en la Avenida San Miguel, en Talca, mejorando sus condiciones.


Hernán Espinoza

Volver

Comentarios