Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
En juicio oral contra grupo de traficantes

Ex “mano derecha” delató a “El Cubano” y su banda

Luis Fernando Canales Verdugo, alias “El Feña”, confirmó que Juan Rafael Castillo Tamayo mandó a uno de sus “perros” para que lo apuñalara en la cárcel de Talca

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 25 de Marzo 2017

TALCA.- “Apenas llegó al módulo cuatro me dijo que me iba a matar por hocicón. Yo le dije que le pusiéramos y salí para la cancha. Ahí llegó otro por atrás y me puso unos palos, mientras El Cubano me puso una puñalada que casi me perforó el pulmón. Me tuvo bien delicado en el hospital. Eso me ocurrió hace muy poco”.

En estos términos, Luis Fernando Canales Verdugo, alias “El Feña”, relató el intento de homicidio que Juan Rafael Castillo Tamayo, alias “El Cubano”, protagonizó en su contra al interior del módulo cuatro de la cárcel de Talca, poco antes que comenzara el juicio en contra de su peligrosa banda de narcos.

Canales Verdugo fue el último de los imputados en declarar ayer ante los jueces del Tribunal Oral de Talca, durante la primera de las tres semanas de audiencias. El grupo de 16  acusados fue desbaratado a mediados del año pasado por la PDI, con la detención de Juan Castillo con un cargamento de 10 kilos de clorhidrato de cocaína.

 

“ÉRAMOS HERMANOS”

Al respecto, Canales Verdugo no sólo confirmó que tenía la calidad de “segundo hombre” en la jerarquía del grupo narco encabezado por “El Cubano”, sino que también ratificó que personalmente acompañaba a Juan Castillo a cobrar deudas a microtraficantes, para lo cual, portaba un chaleco antibalas y una sobaquera.

El propio Canales reconoció ambos objetos cuando se los exhibió el fiscal, Francisco Soto, especializado en investigar delitos de tráfico de drogas y crimen organizado. “El Feña” también relató la forma en que “El Cubano” se contactaba con un proveedor de drogas en Santiago y luego distribuía los cargamentos en Talca.

“Se empezó a hacer una confianza. Supuestamente éramos hermanos y salíamos para todos lados. Llegamos a tener amistad. Pero todo se perdió adentro de la cárcel. Él comenzó a formar una banda adentro y se rodeó de sus propios ‘perros\'. Yo me preocupaba por lo mío, hasta que él me llegó a atacar a mi propia pieza”, afirmó.

 

 “Se creía choro”

 

Luis Canales también caracterizó la forma en que “El Cubano” ejercía liderazgo en el grupo narco. Ante el fiscal y los jueces, explicó que Juan Castillo “siempre andaba cuenteado, es decir, se creía choro cuando estaba en la calle, porque andaba con las pistolas. El Cubano me pedía que anotara todo en un libro”.

Volver

Comentarios