Sábado, 25 de Mayo de 2019
Dado de baja de la institución tras ocultar grave incidente

Ex teniente de Carabineros enfrentará hoy a la justicia por supuesto homicidio

Hardy Nicklas fue detenido ayer por la PDI. El cabo primero que lo acompañaba el día de los hechos también fue expulsado de la policía uniformada.

Periodista: Hernán Espinoza - Fecha de Edición: 29 de Marzo 2019

“Es una muy buena noticia, porque el testigo clave lo vio cuando le disparó a mi hijo. Él tiró directo a matar. Y fue con una sola bala. Mi hijo cayó al agua y apareció donde lo encontramos el domingo pasado. Yo voy a llegar hasta las últimas consecuencias, porque esto no va quedar así. Es mi hijo y voy a pelear por él”.


En estos términos reaccionó ayer Isaac Escanilla, padre de Isaac Manuel Escanilla San Martín, de 38 años, casado y con una hija, luego de conocer que la PDI había detenido al principal sospechoso del asesinato de su hijo, hecho ocurrido el 14 de marzo pasado en el barrio norte de Talca, en el contexto de un control preventivo a dos jóvenes.

 

Ver noticias relacionadas:

Por la espalda y con una bala asesinaron a joven de 38 años que apareció muerto en el río Claro

"Los dos carabineros salieron persiguiendo al Isaac y se empezaron a escuchar los balazos"


Uno de ellos, quien terminó siendo testigo clave, relató que fueron dos carabineros en moto quienes los trataron de fiscalizar. Agregó que Isaac escapó porque creía que tenía una orden judicial pendiente, aunque su familia señala que fue porque temía que lo sindicaron por supuestamente no cumplir una medida cautelar vigente.

 

INVESTIGACIÓN
El relato del testigo es que Isaac escapó hacia el puente del canal Baeza en la Circunvalación Norte y, luego, escuchó dos secuencias de disparos. Agregó que, además de los dos motoristas de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca, al lugar acudieron dos radiopatrullas. Por ello, alertó a un familiar de Isaac y se retiró del lugar.


Pero nada más se supo de Isaac, hasta que sus parientes lo salieron a buscar el domingo pasado y encontraron su cuerpo, semidesnudo y flotando en el río Claro, aguas abajo del lugar donde ocurrió el incidente. Desde ese momento, la investigación quedó en manos de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca y la fiscalía.


Las pesquisas apuntaron desde un principio a personal de Carabineros, al igual que las sospechas de la familia. Así se aclaró que los dos motoristas eran un teniente y un cabo segundo, determinando también que el oficial no dio cuenta a sus superiores que había disparado su arma de fuego institucional, aunque pidió ayuda durante la persecución.

 

“OMITIÓ INFORMACIÓN”
La investigación tuvo su punto más álgido durante la autopsia al cuerpo de la víctima, ya que ahí se confirmó que había muerto por un impacto balístico por la espalda, con salida de proyectil, descartando que falleciera ahogado. Luego, en la tarde del miércoles, la Prefectura de Carabineros notificó la baja a los dos motoristas involucrados.


En el caso del cabo segundo, igualmente se le aplicó la drástica sanción a pesar de que tiene calidad de testigo en la investigación de la fiscalía. Ayer, a través de un comunicado de prensa de Carabineros, se reveló que el fundamento para expulsar al teniente fue debido a que “omitió información respecto de los hechos asociados a este caso”.


Y respecto del cabo segundo, precisa que “fue desvinculado por no haber dado cuenta a sus superiores”. El comunicado añade que la institución seguirá colaborando con todos los antecedentes que el Ministerio Público necesite, con el objetivo de establecer jurídicamente las responsabilidades individuales de los involucrados”.

 

ABOGADO DEFENSOR
En términos prácticos, el teniente Nicklas fue detenido ayer por los detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca, dando cumplimiento a una orden verbal gestionada por la fiscal, Gabriela Vargas, emitida por el juez (a) de turno en el Juzgado de Garantía de Talca. Así hoy será presentado a dicho tribunal para una audiencia.


Se espera que allí la fiscal exponga los detalles de la investigación y presente cargos criminales. Al respecto, el abogado penalista, Mauricio González, se presentó ayer como defensor particular del ex teniente de Carabineros. Explicó que la versión del oficial es que, durante la persecución de Isaac, se disparó por accidente su arma institucional.


Agregó que, si bien tenía recomendación médica de descanso, igualmente lo estaban haciendo cumplir turnos de noche en la comisaría. También dijo que rindió cuenta de la persecución, pero que no vio si Isaac había sido o no lesionado. En todo caso, el ex teniente ocultó la información respecto al disparo, hasta que debió reconocerlo.

Volver