Martes, 18 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Caso de presunta desgracia se remonta al año 1981

Expertos inspeccionaron pilares del puente Paso Moya en la búsqueda de víctima de homicidio

Familiares de Hernán Antonio Basoalto Adasme dicen que fue asesinado por el régimen militar debido a su militancia comunista, pero un testigo y la justicia han establecido -por ahora- que se trataría de un delito común

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Abril 2016

TALCA.- “Mi esposo se hace ver. Nosotros lo hemos visto, porque nunca ha dejado de venir a la casa. Yo sé que sus restos están bajo el puente. Esto ocurrió a fines de 1981. Fueron dos hombres, uno de los cuales patrullaba por este lugar con los militares. No sabemos más, porque en ese tiempo nadie podía quejarse de nada”.

Con estas palabras, Inés Sazo Amaro manifestó su expectativa de que una investigación a cargo de la Brigada de Homicidios de la PDI de Talca y que lleva adelante el Cuarto Juzgado de Letras de Talca, por tratarse de un caso criminal que se remonta al año 1981, esto es, antes de que comenzara la reforma procesal penal.

“Aquí mataron a mi papá y está enterrado en el pilar del puente. Al principio nadie nos ayudó. Pero fuimos a declarar con mi mamá por todo lo que pasaba. Mi papá se hacía presente para que se hiciera justicia. Pero al final se supo que estaba en el puente después que se murió Pinochet, porque mi papá era comunista”, dijo Sandra Basoalto.

 

EQUIPO GEORADAR

La familia cuenta con la asesoría de la Clínica Jurídica de la Universidad de Talca. La abogada, Alondra Santibáñez, explicó que “la denunciante tenía la inquietud de establecer la verdad de lo que ocurrió con su esposo. Así, el Cuarto Juzgado de Letras ordenó este peritaje con tecnología utilizada en casos de inhumaciones ilegales”.

“Al parecer, una de las personas que habrían perpetrado el homicidio estaría ligado a la dictadura. La víctima era un conocido militante del Partido Comunista, por lo cual, habría existido cierta animosidad respecto a su persona. Se está tratando de aclarar las circunstancias, pero primero hay que buscar el cuerpo”, dijo.

Por su parte, el subcomisario de la PDI, Yamil Quintana, explicó que el equipo utilizado en el peritaje consiste en un Georadar de avanzada tecnología, cuya operación está a cargo de expertos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Austral de Valdivia. También se pidió ayuda al Cuerpo de Bomberos de Talca (CBT).

 

“ENTERRADO EN LOS PILARES”

La investigación, agregó el subcomisario Quintana, está caratulada como homicidio, descartándose por ahora que se trate de un caso de violaciones a los derechos humanos. Sostuvo que “el año 1981, cuando se estaba construyendo el puente, dos individuos agredieron a la víctima y habrían enterrado su cuerpo en los pilares”.

“Por ese motivo se está utilizando un Georadar, ya que permite hacer un escaneo del concreto para ver si existe alguna anomalía con indicios sobre la posible ubicación del cuerpo, como indican los familiares. El peritaje va a cubrir los pilotes del centro del viaducto. Esperamos tener el informe en un plazo de 30 días”, afirmó.

El testigo, Alfredo Rojas, explicó que “mi hijo vio que alguien le pegó con una pala al papá de un amigo, y que después lo habrían tirado a uno de los pilares del puente, para taparlo con arena. Las personas que le pegaron eran trabajadores que construían el puente. No eran militares. Fue una pelea entre tres personas ebrias”.

Volver

Comentarios