Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
Jornada clave en juicio a banda de narcos liderada por “El Bresler”

Fiscal interrogó por 40 minutos a capitán de Carabineros por secuestro de motorista policial

Ministerio Público presentó como pruebas una conversación telefónica interceptada por la PDI entre el capitán, Carlos Fernández, el propio “Bresler” y su esposa, Karina Viñals

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 02 de Enero 2017

TALCA.-  Una jornada clave se vivió en el quinto día de la primera semana de audiencias del juicio a la banda criminal de narcotraficantes encabezada por José Díaz Espinoza, apodado como “El Bresler”, quienes enfrentan condenas ejemplarizadoras por asociación ilícita, tráfico de drogas y secuestro de un carabinero.

Fue justamente en este último punto donde se concentró el fiscal Francisco Soto, durante la última audiencia. Ello por cuanto presentó al inspector Nicolás Lillo, de la Brigada Antinarcóticos de la PDI de Talca, quien se hizo cargo, justamente, de las interceptaciones telefónicas del grupo narco autorizadas por la justicia.

Así el fiscal presentó el audio de una conversación captada en marzo del presente año por la PDI entre José Díaz y su esposa, Karina Viñals, con el capitán de Carabineros, Carlos Fernández, quien por aquel entonces ejercía el cargo de subcomisario de los servicios en la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca.

 

“AVALA A ESTOS CRIMINALES”

Allí Karina Viñals y “El Bresler” le relataron al capitán Fernández un supuesto “acoso” a la mujer por parte del cabo de Carabineros, Guillermo López, motorista de la Sección de Intervención de la Prefectura de Carabineros de Talca. También explicaron que le habían dado un escarmiento al funcionario.

En el audio, el capitán Fernández le pregunta a los imputados si el cabo había actuado con o sin uniforme, recibiendo como respuesta que vestía de civil. Luego, aconsejó a la pareja -en un trato amistoso y de personas conocidas- que presentaran una denuncia inmediata y luego lo visitaran en la Cuarta Comisaría de Talca.

Al respecto, el inspector Lillo explicó que “el Bresler le menciona al capitán Fernández que golpeó al carabinero, junto a su hijo. A lo cual, el capitán avala el actuar de estos criminales, diciendo que estaba bien lo que habían hecho y que, para resguardo de ellos, que pusieran una denuncia por hostigamiento contra el funcionario”.

 

“UN PAR DE PALMETAZOS”

Al respecto, el fiscal Soto interrogó extensamente al capitán Fernández, quien afirmó que conocía a Karina Viñals porque es propietaria de una verdulería ubicada a un costado de la Tenencia Carlos Trupp, donde dijo que realizaba compras regulares. En dicho contexto, reconoció incluso visitas a la casa de Viñals.

“En marzo, recibí un llamado telefónico de Karina, quien se encontraba llorando y me señala que estaba siendo hostigada por un motorista de Carabineros. Me explica que la seguía y la molestaba. Me comenta que su pareja contactó por Whatsapp y citó al carabinero a su casa. Allí le pegó un par de palmetazos”, afirmó.

Fernández aseveró que no denunció los hechos porque el carabinero estaba de civil y que el propio motorista no le relató que había sido secuestrado y golpeado severamente por los imputados. Afirmó que desconocía que los imputados formaban una banda de traficantes y que Karina tiene prontuario por cultivo de drogas.

 

Volver

Comentarios