Viernes, 24 de Mayo de 2019
Ahora en un kiosco de 11 Oriente con 1 Sur en Talca

Fiscal reconoce frustración por menor que quedó libre tras caer por cuarta vez robando

Persecutor, José Luis González, intentó sin éxito que juez de garantía derivara al adolescente al Juzgado de Familia, por cuanto vive en situación de calle y no tiene familia responsable

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 06 de Marzo 2019

TALCA.- “En el caso concreto de este adolescente, ya se ha involucrado en cuatro robos, entre la semana pasada y la presente. Por lo tanto, se trata de una situación reiterada frente a la cual uno, como fiscal, se siente frustrado, porque ve que no hay mecanismos para evitar que este adolescente siga cometiendo delitos, que es lo importante”.
En estos términos y sin ocultar su desazón, el fiscal, José Luis González, con especialización para investigar delitos de la ley de responsabilidad penal adolescente, reaccionó ayer luego que por cuarta vez un menor de 16 años volviera a quedar en libertad, a pesar de ser detenido e imputado por robo en lugar no habitado.
Se trata de un adolescente en situación de calle y que, desde la semana pasada, no ha parado de perpetrar robos en locales comerciales. El primero fue una céntrica tienda de la Plaza Fernández Llorens en Talca, después una florería, luego un local de alimentos y ahora un kiosco, estos tres últimos todos en la calle 11 Oriente.
“LLAMA LA ATENCIÓN”
El capitán, Raúl Arismendi, de la Tercera Comisaría de Carabineros de Talca, explicó los detalles de la detención del menor, esta vez, en compañía de un antisocial de 40 años, el cual recién el año 2014 salió en libertad, luego de terminó de cumplir una condena de 10 años de cárcel por un violento asalto, en la ciudad de Valparaíso.
“Hoy (ayer) fue sorprendido robando especies desde un kiosco donde se venden elementos tecnológicos y accesorios para teléfonos celulares, en 11 Oriente con 1 Norte. En este caso, las especies que estaban siendo robadas fueron avaluadas en dos millones y medio de pesos, además de los daños causados al local comercial”, dijo.
El jefe policial subrayó que “los cuatro delitos que ha cometido este menor comenzaron en la última semana de febrero. Se repite el modo de operar, es decir, la fractura de alguna puerta, ventana o techumbre. Llama bastante la atención, considerando que se trata de un menor de edad. No obstante, fue detenido gracias a denuncias de vecinos”.

PROHIBICIÓN LEGAL
El fiscal González exigió al juez, Roberto García Gil, del Juzgado de Garantía de Talca, que el menor fuera trasladado bajo custodia de Gendarmería hasta el Juzgado de Familia, para que se dicte en su favor una medida de protección, atendida su condición de riesgo social y la reiteración en delitos similares.
Pero el tribunal no accedió y únicamente se despachó un oficio a dicho tribunal notificando los detalles del caso criminal. Ello por cuanto, el fiscal explicó que está impedido de pedir la medida cautelar de internación provisoria en un centro cerrado, bajo aplicación de la actual ley de responsabilidad penal adolescente.
“Es una prohibición de la ley cuando los adolescentes se involucran en delitos que no tienen pena de crimen, considerando que las sanciones se rebajan para ellos. Eso es contraproducente cuando se trata de adolescentes que son delincuentes, en el sentido que cometen reiteradamente delitos. Por ello, se pierde el objetivo de la reinserción”, dijo González.
Hernán Espinoza

Volver