Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Ayer se ordenó citar a cinco reos para que sean formalizados en esta nueva investigación

Fiscal reveló contactos de gendarme detenido con la Operación Hermandad

El funcionario penitenciario y otros tres coimputados quedaron en prisión preventiva por peligro para la sociedad

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Marzo 2018

TALCA.- Nuevos antecedentes que establecen nexos con las bandas narcos desbaratadas en la denominada Operación Hermandad, se conocieron ayer cuando la fiscalía pidió sumar cinco nuevos imputados a la investigación donde se detuvo a un gendarme y otras tres personas.
Así se dio punto final a una audiencia de formalización que se prolongó por tres días, debido a la complejidad de los antecedentes reunidos en seis meses de intensas pesquisas, llevadas a cabo por la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado de la PDI de Talca.
El juez, Víctor Rojas, del Juzgado de Garantía de Talca, anunció su decisión de acoger la petición del fiscal, Francisco Soto, decretando la medida cautelar de prisión preventiva para todo el grupo de imputados, encabezados por el gendarme, Fabián Rojas, de 30 años, quen trabajaba en la unidad penal masculina de esta ciudad.

500 MIL PESOS
Se suman Nelson Lobos, de 47 años y ex inteno de la misma cárcel; Ema Andrades, de 37 años y esposa de otro interno actualmente en prisión; y Héctor Chacana, de 59 años y proveedor de las drogas que el grupo narco vendía al interior del centro penitenciario.
Según estableció la investigación, Fabián Rojas era el encargado de ingresar con las drogas a la cárcel, para lo cual, cobraba 500 mil pesos. Allí le entregaba los cargamentos a Lobos o bien los distribuía él mismo a otros internos, cuando dicho coimputado recuperó su libertad.
En otras ocasiones, era Ema Andrades quien le entregaba droga al gendarme para que la ingresara al penal y la dejara en manos de su esposo, quen actualmente cumple condena. A los cargamentos de cocaína, marihuana y pasta base, se sumaban fármacos.

CINCO INTERNOS
Pero no era lo único, porque al terminar la audiencia, el fiscal Soto pidió audiencia judicial para formalizar a otros cinco imputados, todos actualmente detenidos en la cárcel de Talca: Héctor Gaete Jara; Luis Díaz Castro; Roberto Osses Flores; Moisés Sepúlveda Villaroel; y Manolo Heredia Cortés.
El juez programó la audiencia para el 9 de abril próximo y fijó el plazo de cierre de la investigación en seis meses. Un dato relevante es que el nombre de Manolo Heredia no pasó desapercibido para nadie, por cuanto se trata de uno de los imputados en la investigación por la denominada Operación Hermandad.
Se trata de un caso criminal que estalló a fines del año pasado, cuando la PDI desbarató dos organizaciones criminales de traficantes que se disputaban a balazos el control del barrio norte de Talca. Los líderes de estos grupos eran “El Morocho” y Pamela Loyola, esta última, cuya banda ejercía control sobre la Operación Padre Hurtado.

CONTACTO
Y ocurre que Manolo Heredia es el esposo de Pamela Loyola y a quien la fiscalía sindicó en la Operación Hermandada como un nexo importante de dicha banda narco con proveedores de drogas en Santiago. De hecho, Manolo Heredia fue detenido en fecha reciente, luego de permanecer prófugo por meses.
Los contactos especificos entre ambos grupos narcos se conocerán en la nueva audiencia judicial, pero claramente reflejan el grado de peligrosidad de todos los imputados. Por ello, el juez ayer dispuso medidas especiales de protección para el gendarme, quien fue derivado para cumplir la prisión preventiva a la unidad penal de Cauquenes.
Los otros dos imputados hombres quedaron en la cárcel masculina de Talca; y la única mujer fue derivada al Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Talca. En todo caso, la fiscalía todavía no ha pedido órdenes de detención o formalización para otros funcionarios de Gendarmería.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios