Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Audiencia de preparación de juicio oral será el 25 de octubre

Fiscalía exige 24 años de cárcel para jefe de banda narco que secuestró a un carabinero

El grupo fue detenido por la PDI en junio pasado, en un operativo que incluyó el decomiso de un importante cargamento de drogas y cuatro vehículos de propiedad de los imputados

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Octubre 2016

TALCA.- 24 años de cárcel es la condena que arriesga José Rodrigo Díaz Espinoza, apodado “El Bresler”, como jefe de una organización criminal que se dedicaba a cometer el delito de tráfico de drogas, cuyo grupo también se involucró en el secuestro de un motorista de la Tercera Comisaría de Carabineros de Talca.

Se trata de un total de nueve imputados, contando entre ellos a un menor de edad, de los cuales seis se encuentran en prisión preventiva. Así lo establece la acusación presentada por el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, luego de terminar la investigación y dar paso a la audiencia de preparación de juicio oral.

Ello ocurrirá el martes 25 de octubre próximo, donde tanto la fiscalía como las defensas deberán exponer sus antecedentes probatorios. Así se espera que el juicio se programe para fines de enero o febrero del próximo año, dependiendo de la carga de audiencias del Tribunal Oral de Talca y del número de testigos y peritos.

 

DELITO PRINCIPAL

En cuanto a las sanciones, la fiscalía presentó su acusación configurando un total de cuatro delitos. El principal es el tráfico ilícito de drogas, donde están acusados José Rodrigo Díaz Espinoza, junto a Sebastián Moreno Andrade, Claudio Moreno Polanco, Juan Moreno Acevedo, Gonzalo Ortiz Pavez y un menor de edad.

Todos ellos arriesgan condenas de 10 años y un día de cárcel, sumando una multa de 60 unidades tributarias mensuales. A su vez, el acusado Pedro Reyes Pinochet enfrenta acusación por el mismo delito, pero la fiscalía exigió una sanción mayor de 12 años de cárcel, más una multa de 65 unidades tributarias mensuales.

Pero no es el único, ya que Jose Díaz encara una segunda acusación por encabezar la organización criminal de tráfico, sumando otros 10 años y un día de cárcel. Los otros cinco coimputados por el tráfico de drogas, más Karina Viñals -esposa de José Díaz- y su hijo, Benjamín Díaz Viñals, arriesgan otros cinco años y un día de cárcel.

 

SUMAN Y SIGUEN

Pero la acusación no termina allí, por cuanto específicamente José Díaz, su esposa Karina y su hijo, Benjamín, fueron también sindicados por el delito de secuestro, donde podrían recibir otra condena de cuatro años de presidio. Y finalmente, Pedro Reyes arriesga otros 818 días de presidio por el delito de tenencia ilegal de municiones.

La fiscalía también solicitará al Tribunal Oral de Talca que se decrete el decomiso de cuatro vehículos cuya propiedad corresponde a la empresa “KDR”, la cual fue desbaratada por formar una “fachada” para el lavado de dinero producto del tráfico de drogas. Entre dichos móviles se cuenta un camión, dos autos y una moto.

El operativo policial donde cayeron todos los imputados se ejecutó en la madrugada de un día domingo bajo total secreto. La PDI sabía que Claudio Moreno y el menor de edad habían viajado a Santiago para comprar dos kilos de pasta base de cocaína, a cambio de la entrega de un vehículo tipo jeep a los proveedores.

 

  Sumario pendiente

En el contexto de la investigación por el secuestro, la Prefectura de Carabineros de Talca abrió una investigación sumaria en contra del capitán Carlos Fernández de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca, por omisión de denuncia, ya que habría tenido información de dicho delito sin advertir de ello al alto mando.

A la fecha, según trascendidos, esa indagatoria se encuentra aún pendiente, por lo cual el capitán Fernández sigue alejado temporalmente de sus funciones en la Cuarta Comisaría, asignado a la Prefectura de Talca. De hecho, el capitán Rogel Pérez, fue trasladado temporalmente desde San Clemente para cumplir esas tareas.

  Video probatorio

Entre los numerosos antecedentes probatorios que la fiscalía llevará al juicio oral, se cuenta un video grabado en el teléfono celular de uno de los imputados principales, donde se observa a la víctima del secuestro pidiendo perdón y rogando por su vida, con su rostro desencajado y con claros signos de haber sido golpeado.

Dicha evidencia fue clave para aclarar el delito de secuestro, ya que el carabinero no realizó denuncia alguna. Ello por cuanto fue engañado por Karina Viñals para ingresar a su domicilio, luego de sostener contactos por teléfono, donde el policía no sabía que era esperado por José Díaz y su hijo, quienes lo golpearon y secuestraron.

Volver

Comentarios